martes, 27 de septiembre de 2016

Gálatas: El caso en contra de combinar la ley y la gracia 
Presentación

En 1517, hace 500 años, Martín Lutero cambió el mundo cuando clavó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia para anunciar el evangelio que estaba perdido en las tradiciones de la iglesia. Para celebrar el re-descubrimiento del evangelio por Martín Lutero estamos estudiando Gálatas para ayudarnos también a descubrir el Evangelio de Jesús.

En tanto que un hombre está persuadido que él puede hacer la más mínima contribución a su salvación, él  se queda auto-confiado y cae en la desesperación de sí mismo y no se humilla ante Dios. Tal hombre se planea para sí mismo una posición, una ocasión, una obra, que le llevará a la salvación final, pero no lo hará.         Martín Lutero (1483-1546).

"Jesucristo dio su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo malvado, según la voluntad de nuestro Dios y Padre." Gálatas 1:4

El problema de los Gálatas no lo constituia en como inicia la salvación sino en cómo se mantiene. “¿Tan insensatos son? Habiendo comenzado por el Espíritu, ¿van a terminar ahora por la carne?” (Gálatas 3:3 NBLH). El problema no era en como recibir el evangelio sino como seguir en el evangelio. Este problema sigue entre los cristianos hoy.

El tema de Gálatas es un tema pastoral. Ellos añadieron el requisito de cumplir la ley (la circunsición, 613 nudos o leyes en el reboso de oración de los judíos) a su fe en Cristo como requisito para asegurar su salvación.

Hoy también vivimos en un mundo donde el evangelio también esta perdido.
Tengo que escuchar el Evangelio. No me dice lo que tengo que hacer.
Sino lo que Jesúcristo, el Hijo de Dios ha hecho por mí.

Martín Lutero usó la Epístola a los Gálatas para mostrar la importancia de enseñar el evangelio bíblico contra las tradiciones que nos desvían de la verdad. Estamos celebrando el 500 aniversario del re-descubrimiento del evangelio que hizo Lutero en el Siglo XVI. Lutero publicó su comentario al libro de Gálatas en 1519.

¿Qué es un cristiano?
Antes de arrancar el comentario creo que es importante definir a la audiencia de Pablo. Pablo escribió Gálatas a cristianos. ¿Qué es un cristiano? ¿Qué hace que una persona o una iglesia sean cristianos?
Ser un discípulo de Cristo no empieza con algo que hacemos. Empieza con algo qué hizo Jesús.
Mark Dever

Tarea: ¿Cómo llegamos a ser cristianos? ¿Qué hace un cristiano? ¿Como escoge Dios a los que han de ser cristianos?
  Ve:  Deuteronomio 7:7-8; 8:10-22; 9:4-6; Salmo 143:2;   Mateo 19:16-30, Marcos 2:17; Romanos 9:31-32;

Gálatas nos presenta dos religiones distintas. Una es sobre la relación con Dios que es por la fe. Esta es la religión de Abraham. La base de esta religión esta en Génesis 15:6 que dice, “Y creyó a Jehová (el Señor), y le fue contado por justicia.”

La otra religión se base en cumplir la ley. Esta es la religión de Moisés. La ley pronuncia una maldición sobre los que no la cumplen, “Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén” (Deuteronomio 27:26).

Los Gálatas habían iniciada su vida cristiana por creer en Jesús. Pablo estaba reclamándoles que no estaban continuando su vida cristiana en la fe sino que habían regresado a estar bajo la ley en su forma de vivir como cristianos.

Estos dos enfoques hacia la religión todavía se practican. Es importante que los cristianos sepamos como relacionarnos correctamente con Dios.

Gálatas: Un mini comentario
La Biblia esta escrita para persuadirnos de algo. No quiere que sigamos con los mismos pensamientos de antes. Si no entendemos estos argumentos y sus conclusiones, no podemos entender la fe o la religión cristiana.  En este taller vamos a tratar de desglosar los argumentos de Pablo y sus conclusiones para que podamos comprender el mensaje cristiano o la doctrina cristiana. Pablo no esta exponiendo su propia opinión sino que está reportando lo que históricamente sucedió y cómo Dios responde.

Fecha
Tenemos dos teorías de cuando fue escrita la carta de Gálatas.
1.    Antes el Concilio de Jerusalén en Hechos 15.
Pablo no menciona el Concilio de Jerusalén en la carta de Gálatas. Esto implica que la carta antecede los eventos de Hechos 15.

2.    Después del Concilio de Jerusalén.
En Gálatas 2:6-10 tenemos el reporte de los resultados del Concilio de Jerusalén donde toda la iglesia en y los apóstoles aprobaron el evangelio que Pablo había predicado a los gentiles en su primer viaje misionero. Pablo y Bernabé tenían una carta que les autorizó a continuar predicando el Evangelio a los gentiles.

Si Pablo está dándonos una cronología, significa que después del concilio Pedro también subió a Antioquía y mostró favoritismo hacia los judíos y menospreció a los gentiles. Dada las circunstancias, Pablo se enfadó por la conducta de Pedro que negaba la eficacia del evangelio hacía los gentiles.

Galacia
Es importante captar la situación a la que Pablo está respondiendo en esta carta. El había evangelizado una comunidad en el centro de la provincia de Galacia en su primer viaje misionero. Cuando Pablo estaba fuera de la región por regresar a Antioquía y reportar a la iglesia el progreso de su misión, unos judaizantes (alguien que quiere hacer a la gente judía) llegaron para deshacer el progreso que había hecho en su primer viaje misionero. Los judaizantes les dijeron que la obra de Cristo no bastaba para salvar sino que tendrían que cumplir con los requisitos adicionales de la ley y tradición judía.

Conociendo la pasión de Pablo por el evangelio de Jesucristo entendemos porque esta carta nace tan incendiaria.

Presentación
Jesucristo vino para salvarnos. No estamos acostumbrados a ser salvados por otro. Nuestra cultura nos enseña que somos premiados o salvados por lo que hacemos. Nos enseñan a ser autónomos toda la vida. La autonomía es una indicación de que somos maduros. Es natural que digamos "se lo merece" tanto para el bien como para el mal.

Contexto de la carta de Gálatas
En su primer viaje misionero (47 a 49 d.C.), Pablo visitó la parte interior de Asía Menor que incluia la provincia de Galacia. Galacia estaba poblado por inmigrantes de Francia que en este tiempo se llamaban Galos. En su visita se convirtieron a la fe cristiana muchos gentiles (no judíos). Su conversión creó una gran polémica en la iglesia sobre lo que significa ser cristiano. (Esta pregunta todavía es importante para nosotros.)  La respuesta de Pablo nos ayuda a entender la naturaleza de la fe cristiana hasta la fecha y fue clave en la vida de Martín Lutero en su re-descubrimiento del evangelio en el siglo XVI.

Una de las decisiones más importantes que se tomó en el Nuevo Testamento era la inclusión de los gentiles en la iglesia (Hechos 15).  Primero la iglesia tenía que recibir a los judíos de origen extranjero (griego) y luego los gentiles. Esto fue todo un proceso de transformación de una religión nacional a una religión global.

La salvación para los gentiles es consecuencia de que somos (todos los hombres) parte de la creación de Dios desde el principio. El hombre fue creado por Dios para vivir en un mundo creado por Dios.

Esta decisión se tomó como un proceso que empieza con Hechos 2 el día de pentecostés cuando todos se entendían en su propio idioma.

La segunda etapa fue en Hechos 6 cuando la iglesia apuntaba diáconos para servir a las viudas judías de origen griego que se habían convertido al cristianismo.
El siguiente paso fue para los cristianos que estaban dispersados de Jerusalén y Judea a Samaria y a todas partes después del martirio de Esteban en Hechos 7.

Luego se extendió a Samaria en Hechos 8 que era un lugar “tabú” para los judíos por ser una ciudad de mestizos. El evangelio estaba brincando barreras y cruzando muros.

En Hechos 10 tenemos el relato de como el evangelio fue predicado por primera vez a un gentil Cornelio, un soldado romano.

Luego en Hechos 11 el evangelio fue recibido por gentiles en Antioquía. Fue tanta la recepción que Bernabé fue enviado para revisar que estaba sucediendo. Al darse cuenta de la gran necesidad que los gentiles tenían de instrucción cristiana busco a Pablo para que le ayudara con la enseñanza de los nuevos convertidos gentiles.

Luego esta la iglesia en Hechos 13 en Antioquía quien envió a Pablo y Bernabé para compartir el evangelio entre los Gentiles. En su primer viaje misionero Pablo y Bernabé visitaron Galacia.

Hay que conocer las primeras predicaciones cristianas en esta región. Hechos 13 y 14 relatan las experiencias de Pablo y Bernabé en la provincia romana de Galacia.

Tarea: ¿Cuál era el mensaje de Pablo y Bernabé en Galacia?  Observa con cuidado el sermòn en 13.

Esto sólo era el principio de la predicación del evangelio a todas las naciones que cumple con la expectativa de la promesa a Abraham en Génesis 12:1-3 que dice:
Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que Yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré. Bendeciré a los que de bendigan y a los  que te maldigan, maldeciré. En ti serán benditas todas las familias de la tierra.

Tarea: ¿Cómo vivimos a la luz del Evangelio? ¿Cómo podemos vivir en libertad, sin negar la obra de Cristo? ¿Qué significa "caer de la gracia?

Esta extensión del cristianismo más allá de los judíos provocó una crisis de identidad en la iglesia. ¿Cuál es la base de la salvación que predicamos? ¿Qué es lo que hace un cristiano? ¿Qué debe hacer uno para ser cristiano? Estas preguntas son importantes para nosotros hoy.

Gálatas tiene tres actores que están presentes en el drama: Pablo, los gálatas y los detractores de Pablo que enseñan otro evangelio que son los judiazantes.

El libro de Gálatas también nos instruye como leer toda la Biblia. Pablo está dándonos un ejemplo de como interpretar el Antiguo Testamento a la luz de Jesús. Esto nos da un modelo bíblico de como interpretarlo manteniendo a Jesús como el centro de nuestra interpretación.

Gálatas no es un libro acerca de la salvación inicial. Pablo y los judío-cristianos estaban de acuerdo que Jesús murió en la cruz para darnos salvación. Todos eran "cristianos". El problema era como comportarse como cristiano después que habías creído. Ya que eres un cristiano, que tenemos que hacer para continuar siendo cristianos. Nadie dudaba que los Gálatas habían creído en Cristo. Los judaizantes habían enseñado que era necesario cumplir la ley (simbolizado por la circunsición) para ser cristiano.

La Tesis: Sólo hay un Evangelio

Salutación inicial (Gálatas 1:1-5)
1 Pablo, apóstol, no por investidura ni mediación humanas, sino por Jesucristo y por Dios Padre, que lo levantó de entre los muertos; 2 y todos los hermanos que están conmigo,
a las iglesias de Galacia:

3 Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les concedan gracia y paz. 4 Jesucristo dio su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo malvado, según la voluntad de nuestro Dios y Padre, 5 a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Pablo inicia Gálatas con la afirmación de que él es “apóstol”. En tiempos recientes este título ha llegado a ser popular por ser un título de autoridad. Históricamente los líderes cristianos han rehusado usarlo para salvaguardar el evangelio.

Muchos de los apóstoles del Nuevo Testamento no reclamaron este título. Mateo y Juan no lo aplican a si mismos. No querían distraernos del Apóstol Jesucristo. 

Jesús designo los 12 apóstoles para ser “testigos” de su vida, enseñanza, sufrimiento, muerte, resurrección y ascensión. Jesús les escoge en el principio de su ministerio para esta tarea de ser testigos. Ellos iban a ser los que escribieron el testimonio  que tenemos registrado de la vida de Jesús en el Nuevo Testamento. Si no fuera por este testimonio, no tendríamos un evangelio. El Nuevo Testamento contiene el testimonio de los apóstoles que registra la actividad de Jesús entre Su bautismo hasta su ascensión (Hechos 1:21-22).

Con el adviento de los nuevo apóstoles, tenemos la pretensión implícita que podemos “agregar” nuevos elementos o hacer una nueva interpretación de  evangelio.  Esta carta esta argumentando exactamente el opuesto. Pablo afirma que no hay “otro evangelio” (Gálatas 1:8-9) y que el evangelio no se puede modificar.

Como es típico de Pablo, inicia con un saludo. Pero este saludo es el más frío de todos los saludos de Pablo porque esta muy molesto con el progreso del evangelio en esta iglesia en particular. Ellos no están satisfechos con lo que Jesucristo hizo sino que están buscando añadir más. Cristo no basta para salvarnos.

El evangelio = Fe sólo en Cristo
El evangelio falso = Fe en Cristo + obras o cualesquiera otras cosas
El Evangelio: Jesús murió por nosotros

En el saludo Pablo declara el tema de la carta. “Se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos de este presente siglo malo” (Gálatas 1:4). Toda la carta desarrolla las consecuencias de esta frase.
"Todo el Evangelio está contenido en Cristo."

Juan Calvino: La ley no nos salva, nuestras decisiones no nos salvan. No hay otra manera de que nos salvemos. Jesús es el único camino al Padre.
Toda la carta a los Gálatas esta desarrollando el tema.

Pablo esta molesto con los Gálatas porque por la influencia de los judiazantes han abandonado o están en el proceso de abandonar el evangelio de Jesús después de haber creído en él. Los judiazantes han puesto otros requerimientos al evangelio para los creyentes después de su conversión a Cristo. Según ellos tienen que no solo creer en Jesús, sino también obedecer otras leyes. Hasta la fecha hay “creyentes” en Cristo que ponen otros requisitos para la salvación.

La advertencia de Pablo (Gálatas 1:6-10)
6 Me asombra que tan pronto estén dejando ustedes a quien los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro evangelio. 7 No es que haya otro evangelio, sino que ciertos individuos están sembrando confusión entre ustedes y quieren tergiversar el evangelio de Cristo. 8 Pero aun si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición! 9 Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición!

10 ¿Qué busco con esto: ganarme la aprobación humana o la de Dios? ¿Piensan que procuro agradar a los demás? Si yo buscara agradar a otros, no sería siervo de Cristo.

Los gálatas que han seguido el consejo de “circuncidarse,” han abandonado el evangelio de Jesucristo. Para ellos la salvación no es sólo el resultado de la muerte y resurrección de Jesús sino es la fe en Jesús mas las obras (nuestra obediencia a todos los mandatos y cumplimento de participar en los rituales de la iglesia) lo que nos salva.

Entonces Pablo hace esta afirmación de que si uno predica otro evangelio esta maldito porque no hay otro. Esto es como los Salmos imprecatorios (maldición) del Antiguo Testamento.
“Si nosotros (los apóstoles), o un ángel del cielo les anunciara otro evangelio contrario al que recibieron sea anatema (maldito) (Gálatas 1:8-9).

Esta afirmación nos enseña que el mensaje es la autoridad y no la persona: sea un ángel, un apóstol o cualquier otro. Este evangelio esta definido en Lucas 24:44-45 por Jesús y repetido en 1 Corintios 15:1-5 por Pablo y está escrito. Esto muestra que la autoridad máxima para los cristianos son las Escrituras. Las Escrituras están por encima de todo ángel o apóstol. El mensaje es primero. El mensaje no es acerca de nosotros sino de Cristo.

Tarea:  Hay un ataque contra Pablo atras de Galatas 1:10, ¿cual es?

Primer argumento:
La defensa del mensajero del Evangelio
Capítulos 1:11-2:21

Esto nos lleva a una consideración muy básica:
¿Cómo soy salvo? ¿Soy salvo si obedezco a Dios o a sus representantes aquí en la tierra? ¿Soy salvo por mis oración y/o asistencia a la iglesia? ¿Soy salvo por tomar la santa cena a cada rato? ¿Por qué soy salvo? Estas preguntas siguen vigentes hoy.

Para los judíos no era suficiente creer en Dios para su salvación. Adicionalmente uno tenía que obedecer la ley. A fin de cuentas era más importante obedecer que creer para ellos y algunos de nosotros. Si no obedecemos nos corren de la iglesia o nos castigan. Mucha gente cree que es igual con Dios.

Esto hace que la religión sea una cosa externa al hombre. Como dice Pablo (2 Corintios 3:7) la ley esta escrita en piedra, pero el Espíritu escribe en el corazón (2 Corintios 3:3). Podemos ver la religión externa del hombre con la conducta de la persona, pero no se puede ver si se cree o no. La preocupación por lo externo sigue hasta el dia hoy.
 
Tarea: ¿Por qué es necesario que Pablo haga una defensa de su persona para defender su mensaje?

2. La defensa del mensajero y las circunstancias de Gálatas

2.1 El origen de evangelio de Pablo (Gálatas 1:11-24)

11 Quiero que sepan, hermanos, que el evangelio que yo predico no es invención humana. 12 No lo recibí ni lo aprendí de ningún ser humano, sino que me llegó por revelación de Jesucristo.

13 Ustedes ya están enterados de mi conducta cuando pertenecía al judaísmo, de la furia con que perseguía a la iglesia de Dios, tratando de destruirla. 14 En la práctica del judaísmo, yo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi celo exagerado por las tradiciones de mis antepasados. 15 Sin embargo, Dios me había apartado desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia. Cuando él tuvo a bien 16 revelarme a su Hijo para que yo lo predicara entre los gentiles, no consulté con nadie. 17 Tampoco subí a Jerusalén para ver a los que eran apóstoles antes que yo, sino que fui de inmediato a Arabia, de donde luego regresé a Damasco.

18 Después de tres años, subí a Jerusalén para visitar a Pedro, y me quedé con él quince días. 19 No vi a ningún otro de los apóstoles; sólo vi a Jacobo, el hermano del Señor. 20 Dios me es testigo que en esto que les escribo no miento. 21 Más tarde fui a las regiones de Siria y Cilicia. 22 Pero en Judea las iglesias de Cristo no me conocían personalmente. 23 Sólo habían oído decir: «El que antes nos perseguía ahora predica la fe que procuraba destruir.» 24 Y por causa mía glorificaban a Dios.

Para defender el evangelio de Jesús Pablo tenía que defender su propia persona y ministerio. Los judiazantes decian que Pablo era un ministro rebelde, que no tenía autorización para predicar su evangelio. Pablo indica que recibió su evangelio directamente de Dios, sin la intervención de los otros apóstoles. Es decir, que era autorizado por Dios para predicar el evangelio. También indica que los apóstoles originales le dieron su aprobación por el mensaje que predicaba. (Los “apóstoles” hoy no pueden recibir la aprobación de los originales porque ya están muertos desde hace casi 2000 años.)

Aquí también implica que no tenemos que tener una autorización institucional para predicar el Evangelio. La autorización viene en las Escrituras mismas.

También nosotros debemos hacer lo que el Espíritu nos lleva a hacer. No podemos esperar siempre la autorización de los líderes.

Los Apóstoles aceptan a Pablo (Gálatas 2:1-10)
2 Catorce años después subí de nuevo a Jerusalén, esta vez con Bernabé, llevando también a Tito. 2 Fui en obediencia a una revelación, y me reuní en privado con los que eran reconocidos como dirigentes, y les expliqué el evangelio que predico entre los gentiles, para que todo mi esfuerzo no fuera en vano. 3 Ahora bien, ni siquiera Tito, que me acompañaba, fue obligado a circuncidarse, aunque era griego. 4 El problema era que algunos falsos hermanos se habían infiltrado entre nosotros para coartar la libertad que tenemos en Cristo Jesús a fin de esclavizarnos. 5 Ni por un momento accedimos a someternos a ellos, pues queríamos que se preservara entre ustedes la integridad del evangelio.

6 En cuanto a los que eran reconocidos como personas importantes —aunque no me interesa lo que fueran, porque Dios no juzga por las apariencias—, no me impusieron nada nuevo. 7 Al contrario, reconocieron que a mí se me había encomendado predicar el evangelio a los gentiles, de la misma manera que se le había encomendado a Pedro predicarlo a los judíos. 8 El mismo Dios que facultó a Pedro como apóstol de los judíos me facultó también a mí como apóstol de los gentiles. 9 En efecto, Jacobo, Pedro y Juan, que eran considerados columnas, al reconocer la gracia que yo había recibido, nos dieron la mano a Bernabé y a mí en señal de compañerismo, de modo que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los judíos. 10 Sólo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, y eso es precisamente lo que he venido haciendo con esmero.

Tarea: ¿Por qué los cristianos deben defender en mensaje de Cristo con su conducta?

Si Cristo sólo provee una parte de nuestra salvación dejandonos a nosotros proveer el resto, entonces todavía estamos bajo la carga del pecado sin esperanza.            J. Gresham Machen

Pablo se opone a Pedro (Gálatas 2:11-21)
 11 Pues bien, cuando Pedro fue a Antioquía, le eché en cara su comportamiento condenable. 12 Antes que llegaran algunos de parte de Jacobo, Pedro solía comer con los gentiles. Pero cuando aquéllos llegaron, comenzó a retraerse y a separarse de los gentiles por temor a los partidarios de la circuncisión. 13 Entonces los demás judíos se unieron a Pedro en su hipocresía, y hasta el mismo Bernabé se dejó arrastrar por esa conducta hipócrita.

14 Cuando vi que no actuaban rectamente, como corresponde a la integridad del evangelio, le dije a Pedro delante de todos: «Si tú, que eres judío, vives como si no lo fueras, ¿por qué obligas a los gentiles a practicar el judaísmo?

15 »Nosotros somos judíos de nacimiento y no “pecadores paganos”. 16 Sin embargo, al reconocer que nadie es justificado por las obras que demanda la ley sino por la fe en Jesucristo, también nosotros hemos puesto nuestra fe en Cristo Jesús, para ser justificados por la fe en él y no por las obras de la ley; porque por éstas nadie será justificado.

17 »Ahora bien, cuando buscamos ser justificados por Cristo, se hace evidente que nosotros mismos somos pecadores. ¿Quiere esto decir que Cristo está al servicio del pecado? ¡De ninguna manera! 18 Si uno vuelve a edificar lo que antes había destruido, se hace transgresor. 19 Yo, por mi parte, mediante la ley he muerto a la ley, a fin de vivir para Dios. 20 He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí. 21 No desecho la gracia de Dios. Si la justicia se obtuviera mediante la ley, Cristo habría muerto en vano.»

Aquí vemos la importancia de la crítica en la iglesia. Pedro había incurrido en un error. Gracias a la "crítica" de Pablo no seguimos bajo la ley para nuestra salvación.

Segundo, Pablo cita un ejemplo donde el mensaje de su evangelio fue negado por las acciones de Pedro y sus amigos en una reunión de la iglesia. Pablo indica que Pedro violó los principios del evangelio cuando  comió en la mesa de sus paisanos. Las acciones de Pedro indicaba que los de la raza judía (por cumplir la ley) eran superiores a los gentiles en la iglesia.  Este favoritismo violaba la enseñanza de que Cristo había muerto por todos por igual. Ya no era necesario hacerse judío o israelita para ser parte del pueblo de Dios. Los favoritismos niegan el evangelio en la iglesia.

Nosotros también podemos negar el evangelio en la forma que realizamos nuestras reuniones. Pablo nos da otro caso en 1 Corintios 11: 17-22. Este abuso de la Cena del Señor provocó su explicación de la Cena del Señor y su advertencia de que cada quien debe examinarse a si mismo sobre la manera en que está celebrando esta cena.

Tercero, Pablo se pone a defender su mensaje. El mensaje de Pablo se resume el mensaje de su evangelio así:
"...no se justificará delante de ti ningún ser humano."
Salmos 143:2 RVR1960
Esto es mucho más amplio de la aplicación que da Pablo. Habla de la imposibilidad de que el hombre por cualquier medio pueda justificarse ante Dios. El hombre también es propenso a justificarse siempre.

“Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley (Salmo 143:2), sino por la fe de Jesucristo nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado”  (Gálatas 2:16; Gálatas 3:11; Romanos 3:30).

Tarea: ¿Qué significa la "justificación"? ¿Qué es la justificación por las obras de la ley? ¿Qué es la justificación por fe?

La justificación es como llegamos a estar en la relación correcta con Dios. El problema es que nuestra rebeldía, a veces llamada pecado, nos quitó este buen estado para con Dios. Ya que sabemos que el hombre no se puede justificarse por ningún medio, el estar en la relación correcta con Dios es el mayor problema que tenemos.

Los sacrificios en el Antiguo Testamento eran para quitar TEMPORALMENTE el pecado del pueblo y re-establecer salud a está relación. Los sacrificios que se repetían indicaban que no eran suficientes. Dios no quiere estos sacrificios que no eran capaces de frenar el pecado. Estos sacrificios siempre apuntaban al Sacrificio definitivo de Jesús, una vez para siempre (Hebreos 10:1-10).

La justificación, o salvación, por la ley incluye todo lo que hacemos en un intento de recibir la aprobación de Dios por la obediencia. No se limita ni por los DIEZ MANDAMIENTOS o las leyes ceremoniales, o los 539 leyes escritas en los libros de la ley. La idea básica del Antiguo Testamento es que la justificación es por una obediencia o por una buen conducta. 

El problema es mucho más amplio que cumplir con la ley. En Romanos 14:23 nos indica que todo lo que no procede de la fe es pecado. Esto es mucho más amplio que obedecer un reglamento. Significa que aún cuando obedezco la ley, si no estoy creyendo en Dios, estoy pecando. El pecado es mucho más parte de nuestras vidas de lo que nos imaginamos. El mayor problema del pecado es no creerle a Dios.

La justificación por fe es lo que recibió Abraham cuando creyó a Dios (Génesis 15:6). Por este medio Dios también nos cuenta justos por fe. Pero ya tenemos mucho más claro como esto sucede.


Segunda argumento:
La defensa del mensaje del Evangelio
Capítulo 3 y 4

La defensa del mensaje del evangelio (  3:1-4:7)

Tarea: ¿Cómo podemos usar la Escritura en la defensa del Evangelio?

La fe o la obediencia a la ley(Gálatas 3:1-14)
3 ¡Gálatas torpes! ¿Quién los ha hechizado a ustedes, ante quienes Jesucristo crucificado ha sido presentado tan claramente? 2 Sólo quiero que me respondan a esto: ¿Recibieron el Espíritu por las obras que demanda la ley, o por la fe con que aceptaron el mensaje? 3 ¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos? 4 ¿Tanto sufrir, para nada? ¡Si es que de veras fue para nada! 5 Al darles Dios su Espíritu y hacer milagros entre ustedes, ¿lo hace por las obras que demanda la ley o por la fe con que han aceptado el mensaje? 6 Así fue con Abraham: «Le creyó a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia.»

7 Por lo tanto, sepan que los descendientes de Abraham son aquellos que viven por la fe. 8 En efecto, la Escritura, habiendo previsto que Dios justificaría por la fe a las naciones, anunció de antemano el evangelio a Abraham: «Por medio de ti serán bendecidas todas las naciones.» 9 Así que los que viven por la fe son bendecidos junto con Abraham, el hombre de fe.

10 Todos los que viven por las obras que demanda la ley están bajo maldición, porque está escrito: «Maldito sea quien no practique fielmente todo lo que está escrito en el libro de la ley.» 11 Ahora bien, es evidente que por la ley nadie es justificado delante de Dios, porque «el justo vivirá por la fe». 12 La ley no se basa en la fe; por el contrario, «quien practique estas cosas vivirá por ellas». 13 Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros, pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado de un madero.» 14 Así sucedió, para que, por medio de Cristo Jesús, la bendición prometida a Abraham llegara a las naciones, y para que por la fe recibiéramos el Espíritu según la promesa.

La defensa del evangelio empieza con un reclamo muy fuerte “Oh Gálatas insensatos”. Este versículo también afirma que "Cristo crucificado" fue claramente presentado ante ellos.

La pregunta que Pablo hace para nosotros es ¿Qué tan claramente entendemos la persona y obra de Cristo a nuestro favor? ¿Cómo podemos presentar Cristo a nuestros amigos para que realmente comprendan quién es y que ha hecho a nuestro favor?

Después pablo argumenta, “¿Recibieron el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?” (Gálatas 3:2). También termina esta sección con una apelación al Espíritu. “Dios ha enviado el Espíritu de Su Hijo a nuestros corazones, clamando “!Abba! !Padre!” por tanto ya no son siervos, sino hijos; y si hijos, también herederos por medio de Dios” (Gálatas 4:6-7).

Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos?
Aquí tenemos el meollo de Gálatas. ¿Qué es lo que me motiva a seguir a Dios? Es el miedo de perder mi relación con Él o es que yo le amo y quiero servirle. Una de estas dos cosas va a domarme. Esto nos regresa a ser salvo por mi esfuerzo o estoy sirviendo a Dios por que El me ha amado. ¿Estoy por obligación o estoy por gratitud?

Estamos atraídos a "reglas concretas" más que el simple “creer”. Estas "reglas" no requieren entendimiento. No nos conducen a una relación con Jesús. Más que una obediencia ciega, debemos tener una relación. La obediencia nos enfoca en nuestra conducta mientras que la fe nos enfoca en Jesús y qué hizo por nosotros. 

La obediencia de ciertas reglas no requiere que uno "crea" o "conozca" al Señor. Así es fácil que uno cumpla sus obligaciones religiosas sin entendimiento.

Después de apelar al Espíritu nos dice como Abraham fue salvo sólo por fe.
“Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia
(Génesis 15:6 y Gálatas 3:6).
Así somos salvos de la misma manera que Abraham, el padre de la fe. Esto es el cumplimiento de la promesa a Abraham, "en ti serán benditas todas las naciones"  (Génesis 12:1-3).

La siguiente parte del argumento de Pablo consiste en que Cristo tomó nuestra maldición sobre si mismo y así nos dio su libertad. Cuando creemos (Juan 20:30-31) en Cristo somos justificados. Esta es la única manera en que podemos ser justificados (Habacuc 2:4). No podemos mantenernos justificados por las obras tampoco. Esto sería equivalente a regresar al antiguo pacto en lugar de creer en Jesús. Las obras no nos mantienen salvos. Los gálatas también habían iniciado por el creer y abandonaron esta manera de relacionarse con Dios agregando las obras después. Las obras como manera de conseguir o mantener la salvación son rechazadas por Pablo.

El justo por la fe vivirá
Habacuc 2:4 no sólo nos explica que somos salvos por la fe sino nos describe la condición de no creer como de ser orgullosos. Muchas veces llegamos a pensar que la duda es lo opuesto de la fe, pero Habacuc nos indica que lo opuesto de la fe es el orgullo.

“Es mejor el pecado que me humilla que el deber que me enorgullece.”           Thomas Watson


Abraham, Moisés y Cristo (Gálatas 3:15-22)
 15 Hermanos, voy a ponerles un ejemplo: aun en el caso de un pacto humano, nadie puede anularlo ni añadirle nada una vez que ha sido ratificado. 16 Ahora bien, las promesas se le hicieron a Abraham y a su descendencia. La Escritura no dice: «y a los descendientes», como refiriéndose a muchos, sino: «y a tu descendencia», dando a entender uno solo, que es Cristo. 17 Lo que quiero decir es esto: La ley, que vino cuatrocientos treinta años después, no anula el pacto que Dios había ratificado previamente; de haber sido así, quedaría sin efecto la promesa. 18 Si la herencia se basa en la ley, ya no se basa en la promesa; pero Dios se la concedió gratuitamente a Abraham mediante una promesa.

19 Entonces, ¿cuál era el propósito de la ley? Fue añadida por causa de las transgresiones hasta que viniera la descendencia a la cual se hizo la promesa. La ley se promulgó por medio de ángeles, por conducto de un mediador. 20 Ahora bien, no hace falta mediador si hay una sola parte, y sin embargo Dios es uno solo.

21 Si esto es así, ¿estará la ley en contra de las promesas de Dios? ¡De ninguna manera! Si se hubiera promulgado una ley capaz de dar vida, entonces sí que la justicia se basaría en la ley. 22 Pero la Escritura declara que todo el mundo es prisionero del pecado, para que mediante la fe en Jesucristo lo prometido se les conceda a los que creen.

Aquí tenemos una reflexión de Pablo como un abogado. El encuentra en el Antiguo Testamento un pacto o testamento que refleja la relación entre el hombre y Dios. Pablo ve el valor de las definiciones precisas que también incluye si una palabra es singular o plural en el texto original (Génesis 12 y 15). Esto implica que tenemos que interpretar la Biblia con esta misma precisión.

Con este enfoque, Pablo establece que las promesas son SOLO para Cristo y no para todo el pueblo de Israel. Esta afirmación no aparece solamente en Gálatas sino también en 2 Corintios 1:20 donde afirma que todas las promesas están cumplidas en Cristo.

La herencia no se puede establecer en base de dos principios opuestos: la promesa en base a la fe o la ley que demanda obedecer. Estos principios son mutuamente exclusivos. Tiene que ser uno o el otro. La pregunta entonces es ¿como se llega a participar en la promesa? Pablo sigue diciendo que por la fe participamos/recibimos la promesa por creer, es decir, por fe. (Fe es el sustantivo y creer es el verbo de la misma idea.) Así Abraham y nosotros somos salvos por la fe (por creer) en la promesa.

Pablo remata su argumento aclarando que la ley jamás fue una propuesta de salvación (Gálatas 3:21) , sino es un tutor puesto 430 años después de Abraham para encerrar todo bajo el pecado y  llevarnos a Cristo (Gálatas 3:21-22; Romanos 11:32).

               Bajo la ley y en Cristo (Gálatas 3:23-29)
 23 Antes de venir esta fe, la ley nos tenía presos, encerrados hasta que la fe se revelara. 24 Así que la ley vino a ser nuestro guía encargado de conducirnos a Cristo, para que fuéramos justificados por la fe. 25 Pero ahora que ha llegado la fe, ya no estamos sujetos al guía.

26 Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, 27 porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo. 28 Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús. 29 Y si ustedes pertenecen a Cristo, son la descendencia de Abraham y herederos según la promesa.

Si esto es el mensaje, no puede haber discriminación en la iglesia porque todos somos iguales de pecadores antes de conocer a Cristo y también después. La discriminación entre los cristianos es una negación del evangelio (Gálatas 3:29).

La ley tenía ciertas desventajas. Una es que si alguien no cumplía todo lo que la ley pedía, estaba penado. Nadie es suficientemente justo para nunca estar bajo la pena de las demandas de la ley. Todos estamos condenados. Esto significaba que todos estaban bajo maldición (Gálatas 3:10). La ley no presenta esperanza para nadie o como dice Pablo, “la ley es contraria a las promesas de Dios (Gálatas 3:21). Pero hay esperanza:  el propósito de la ley era  “encerrar todo bajo el pecado, para que la promesa que es por fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen” (Gálatas 3: 22).

Cristo cumplió las demandas de la ley (obediencia) como el inocente que toma nuestro lugar, es decir, era un sustituto por nosotros en la cruz (Gálatas 3:13). Esto ocurrió cuando eramos pecadores (Romanos 5:6).  Cristo no murió por inocentes.

El guardar la ley no justifica a nadie (Gálatas 2:16). Así Abraham y los creyentes están justificados por la fe y no por las obras de la ley. Tenemos la misma entrada en relación con Dios, el creer (Gálatas 3:6 y 9). También explica que si tenemos fe en Cristo, somos la descendencia de Abraham y herederos según la promesa (Gálatas 3:29).

El propósito de la venida de Cristo era que las promesas que Dios había hecho a Abraham fueran accesibles a los Gentiles (Gálatas 3:14 y Efesios 2:11-22).

Todos los que creen en la promesa son hijos de Dios y herederos de la promesa que Dios le dio a Abraham. En la iglesia o en el Reino de Dios, los gentiles no somos ciudadanos de segundo nivel. Esta es la parte del evangelio que Pedro negaba cuando no comió con los hermanos gentiles. Esta igualdad se extendió a judíos, gentiles, hombres y mujeres, y esclavos y libres.  Nadie tiene mayor herencia que los hijos de Dios. 

Tarea: ¿Qué cambios resultan en mis relaciones con Dios y los hombres con el Evangelio? ¿Qué significa "trabajar en vano?

Una vez esclavos, ahora hijos (Gálatas 4:1-11)
4:1 En otras palabras, mientras el heredero es menor de edad, en nada se diferencia de un esclavo, a pesar de ser dueño de todo. 2 Al contrario, está bajo el cuidado de tutores y administradores hasta la fecha fijada por su padre. 3 Así también nosotros, cuando éramos menores, estábamos esclavizados por  los principios de este mundo. 4 Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, 5 para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos. 6 Ustedes ya son hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: «¡ Abba! ¡Padre!» 7 Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero.

8 Antes, cuando ustedes no conocían a Dios, eran esclavos de los que en realidad no son dioses. 9 Pero ahora que conocen a Dios —o más bien que Dios los conoce a ustedes—, ¿cómo es que quieren regresar a esos principios ineficaces y sin valor? ¿Quieren volver a ser esclavos de ellos? 10 ¡Ustedes siguen guardando los días de fiesta, meses, estaciones y años! 11 Temo por ustedes, que tal vez me haya estado esforzando en vano.

       Adoptados para ser hijos de Dios....Los hijos no son para ser esclavos de la ley

Cristo nos dejo su herencia cuando murió en la cruz. Esta herencia nos da el derecho de ser adoptados como hijos de Dios (Gálatas 4:5). Hijos con el derecho de recibir la herencia.

Ya que somos hijos no debemos vivir como esclavos. Ya como cristianos tenemos una relación de ser “hijos de Dios”, la cual no puede ser superada por ningúna otra relación.

Pablo hace una comparación entre los judíos con los cristianos. El indica que la relación bajo el  nuevo pacto es un tanto superior como la relación de un esclavo o de un hijo. No debemos subestimar nuestra relación con Dios bajo la gracia.

                Pablo y los Gálatas (Gálatas 4:12-20)
12 Hermanos, yo me he identificado con ustedes. Les suplico que ahora se identifiquen conmigo. No es que me hayan ofendido en algo. 13 Como bien saben, la primera vez que les prediqué el evangelio fue debido a una enfermedad, 14 y aunque ésta fue una prueba para ustedes, no me trataron con desprecio ni desdén. Al contrario, me recibieron como a un ángel de Dios, como si se tratara de Cristo Jesús. 15 Pues bien, ¿qué pasó con todo ese entusiasmo? Me consta que, de haberles sido posible, se habrían sacado los ojos para dármelos. 16 ¡Y ahora resulta que por decirles la verdad me he vuelto su enemigo!

17 Esos que muestran mucho interés por ganárselos a ustedes no abrigan buenas intenciones. Lo que quieren es alejarlos de nosotros para que ustedes se entreguen a ellos. 18 Está bien mostrar interés, con tal de que ese interés sea bien intencionado y constante, y que no se manifieste sólo cuando yo estoy con ustedes. 19 Queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes, 20 ¡cómo quisiera estar ahora con ustedes y hablarles de otra manera, porque lo que están haciendo me tiene perplejo!

“Yo peco continuamente. Pero Cristo ha muerto, y vive para siempre, como mi redentor, sacerdote, abogado y rey.”
                                                                           Martín Lutero

Pablo apela a su relación con los Gálatas. Ellos eran sus amigos y estaban dispuestos a hacer cualquier cosa por él, pero los enemigos del evangelio y la libertad (los judiazantes) habían hecho a los Gálatas enemigos de Pablo. Y no eran enemigos por ninguna cosa que Pablo les había hecho. Sólo por la sisaña que habían enseñado los enemigos del evangelio de que al no cumplir con la ley Pablo estaba mandando a la gente al infierno. Esto es lo que molestaba a Pablo. A pesar de esto Pablo afirma su relación con los Gálatas. ¿A poco me he hecho su enemigo por haber dicho la verdad? (Gálatas 4:16).

A pesar de esto Pablo desea que Cristo sea formado en ellos y esto le causa mucho dolor.

              Isaac y Sara o Ismael y Agar (Gálatas 4:21-31)
21 Díganme ustedes, los que quieren estar bajo la ley: ¿por qué no le prestan atención a lo que la ley misma dice? 22 ¿Acaso no está escrito que Abraham tuvo dos hijos, uno de la esclava y otro de la libre? 23 El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa.

24 Ese relato puede interpretarse en sentido figurado: estas mujeres representan dos pactos. Uno, que es Agar, procede del monte Sinaí y tiene hijos que nacen para ser esclavos. 25 Agar representa el monte Sinaí en Arabia y corresponde a la actual ciudad de Jerusalén, porque junto con sus hijos vive en esclavitud. 26 Pero la Jerusalén celestial es libre y ésa es nuestra madre. 27 Porque está escrito:
«Tú, mujer estéril que nunca has dado a luz,
    ¡grita de alegría!
Tú, que nunca tuviste dolores de parto,
    ¡prorrumpe en gritos de júbilo!
Porque más hijos que la casada
    tendrá la desamparada.»
28 Ustedes, hermanos, al igual que Isaac, son hijos por la promesa. 29 Y así como en aquel tiempo el hijo nacido por decisión humana persiguió al hijo nacido por el Espíritu, así también sucede ahora. 30 Pero, ¿qué dice la Escritura? «¡Echa de aquí a la esclava y a su hijo! El hijo de la esclava jamás tendrá parte en la herencia con el hijo de la libre.» 31 Así que hermanos, no somos hijos de la esclava sino de la libre.

Pablo indica que las dos mujeres aquí son una alegoría. Esta alegoría no esta dicha en el Antiguo Testamento. Una alegoría es cuando uno dice que una cosa representa a otra. Hagar representa la ley, Sara representa los que nacen de la fe.

Para decir esto Pablo dice que esto es una alegoría o una representación. Pablo es la fuente de esta representación. El Espíritu le reveló a Pablo lo que estas cosas representan.

Pablo cierra su argumento en defensa del verdadero evangelio con un ejemplo de la vida de Abraham. Abraham tenía dos hijos: uno de la promesa y uno por la ley (por decir). Uno (Isaac)  basado en la promesa que Dios le había dado a él y su esposa Sara.  El hijo Ismael  llego porque Abraham dudo que Dios le podía cumplir la promesa por la edad de Sara. Se cansó de esperar la promesa y quiso ayudar a Dios a cumplir con esta promesa. Esto provocó mucho desorden en la vida de Abraham.

Sara en cierta manera era la más desesperada de los dos y propuso que Abraham tuviera un hijo: Ishmael, con su sirvienta Hagar. La relación de este hijo con Abraham era legal.

Los que tienen una relación "legal" con Dios en esta alegoría deben tener mucho cuidado por que los hijos por la ley son echados, mientras que los hijos por fe son los verdaderos herederos.

La fe nos enfoca la vida en Jesús, la ley enfoca la vida en nosotros mismos. Hebreos 12:1-4 indica que la manera de vivir la vida cristiana es mantener nuestros ojos puestos en Jesús.

Tercer argumento:
Cómo vivir a la luz del evangelio 
Capítulos 5 y 6

Tarea: ¿Cómo vivimos a la luz del Evangelio? ¿Qué es la libertad cristiana? ¿Cómo podemos vivir en libertad sin negar la obra de Cristo? ¿Qué significa "caer de la gracia"?

“Nuestra fe en Cristo no nos libra de obras sino de opiniones falsas acerca de las obras, es decir, de la necia presunción de que la justificación es adquirida por las obras.”
                                                   Martin Lutero

                  Libertad en Cristo (Gáltatas 5:1-12)

5 Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan  nuevamente al yugo de esclavitud.

2 Escuchen bien: yo, Pablo, les digo que si se hacen circuncidar, Cristo no les servirá de nada. 3 De nuevo declaro que todo el que se hace circuncidar está obligado a practicar toda la ley. 4 Aquellos de entre ustedes que tratan de ser justificados por la ley, han roto con Cristo; han caído de la gracia. 5 Nosotros, en cambio, por obra del Espíritu y mediante la fe, aguardamos con ansias la justicia que es nuestra esperanza. 6 En Cristo Jesús de nada vale estar o no estar circuncidados; lo que vale es la fe que actúa mediante el amor.

7 Ustedes estaban corriendo bien. ¿Quién los estorbó para que dejaran de obedecer a la verdad? 8 Tal instigación no puede venir de Dios, que es quien los ha llamado.

9 «Un poco de levadura fermenta toda la masa.» 10 Yo por mi parte confío en el Señor que ustedes no pensarán de otra manera. El que los está perturbando será castigado, sea quien sea. 11 Hermanos, si es verdad que yo todavía predico la circuncisión, ¿por qué se me sigue persiguiendo? Si tal fuera mi predicación, la cruz no ofendería tanto. 12 ¡Ojalá que esos instigadores acabaran por mutilarse del todo!

Pablo afirma aquí en 5:1 las conclusiones de Gálatas hasta este punto. Cristo murió para hacernos libres. Nuestra teología no debe hacernos esclavos de nuevo a la ley. Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud que es la ley.

Pablo marca la diferencia entre la teoría y la practica en el capítulo 5:
Para libertad fue que Cristo nos hizo libres. Por tanto, permanezcan firmes y no se sometan otra vez al yugo de esclavitud (Gálatas 5:1). Es decir, que sometiéndonos a la Ley no nos va ayudar a resistir las tentaciones de la carne (ver Colosenses 2:8-23).

Esto indica la actitud que debemos tener como hijos de Dios en nuestro andar. Si no somos libres, no somos hijos, pero no debemos usar nuestra libertad como pretexto para la carne, sino servir por amor los unos a los otros (Gálatas 5:13).

En Gálatas 5:4, Pablo dice que si intentamos justificarnos a nosotros mismo por obediencia ya no somos cristianos. “De Cristo se han separado, ustedes que procuran ser justificados por la ley; de la gracia han caído” (Gálatas 5:4). Una advertencia, si la perfección o santidad es por obedecer la ley puede ser que también sea un abandono a Cristo (Romanos 10:3-4).

Pablo indica que si uno se somete a la ley (simbolizado por la circuncisión) esta obligado a cumplir con toda la ley. La ley obliga a uno a salvarse por la obediencia. Si no cumple con una obediencia al 100% esta fuera de la gracia. Pero luego agrega una frase muy importante:
De Cristo se han separado, ustedes que procuran ser justificados por la ley; de la gracia han caído (Gálatas 5:4)

Si estoy obedeciendo para salvarme, ya no estoy dependiendo del sacrificio de Cristo para mi salvación. Estoy negando que Jesús murió en mi lugar. Alguien en esta situación esta pasando todo su tiempo buscando ser salvo por su propia obediencia. No esta gozando la vida cristiana y esta negando a Cristo.

               El Espíritu de Justicia (Gálatas 5: 13-6:10)

¿Qué es la libertad cristiana? (Gálatas 5:13-15)
13 Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor. 14 En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamiento: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» 15 Pero si siguen mordiéndose y devorándose, tengan cuidado, no sea que acaben por destruirse unos a otros.

Pablo también indica que la libertad no es para ser usada para seguir una vida de pecado (Gálatas 5:13) sino para agradar a Dios.  La libertad no es para “cumplir los deseos de la carne”, sino para agradar a Dios. No debemos engañarnos a nosotros mismos. ¿Qué es lo que realmente queremos hacer? Pecar o agradar a Dios.

Debe ser fácil saber la diferencia entre la carne y el Espíritu, pero por si tuviéramos dudas Pablo pone la lista.

           La espiritualidad verdadera (Gálatas 5:16-25)
16 Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. 17 Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren. 18 Pero si los guía el Espíritu, no están bajo la ley.

19 Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; 20 idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos 21 y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas. 24 Los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos. 25 Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu.

Aquí Pablo esta preocupado por la conducta cristiana. El ve el peligro de que los cristianos usen su libertad para las "obras de la carne". Pero no propone un regreso a la ley, sino a la vida del fruto del Espíritu. De hecho afirma los que el Espíritu guía NO ESTÁN BAJO LA LEY.

Cuando nacemos de nuevo tenemos un gozo de ser salvos, un deseo de agradar a Dios por nuestra salvación. En otras palabras debemos tener el "fruto del Espíritu" en nuestras vidas.

Nuestras vidas deben estar en solidaridad con Jesús en su lucha contra el pecado.

Esto no quiere decir que practicamos los deseos de nuestra naturaleza pecaminosa, porque esta naturaliza fue muerta en la cruz.

          Las relaciones entre cristianos (Gálatas 5:26-6:5)
26 No dejemos que la vanidad nos lleve a irritarnos y a envidiarnos unos a otros.

6:1 Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado. 2 Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo. 3 Si alguien cree ser algo, cuando en realidad no es nada, se engaña a sí mismo. 4 Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie. 5 Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.

Debemos tener cuidado de nuestros hermanos cuando tengan faltas (Gálatas 6:1) y hacernos responsables de las cargas de nuestros hermanos.

Cada uno debe examinarse a si mismo. No estamos llamados para andar criticando a otras personas. Pablo aplica este principio a si mismo en 1 Corintios 4:1-5. Estamos llamados a cuidarnos a nosotros mismos.

Cada uno debe llevar sus propias cargas. No somos llamados a ser dependientes de otros cristianos.

                   Sembrar y cosechar (Gálatas 6:6-10)
6 El que recibe instrucción en la palabra de Dios, comparta todo lo bueno con quien le enseña.

7 No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra. 8 El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. 9 No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. 10 Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.

6. Se debe compartir toda buena cosa con los que enseñan. Uno de los problemas que hay aquí es que haya muy pocos maestros que se dedican a la investigación y enseñanza. Esto provoca que no hay una buena formación de los cristianos y de sus pastores. Ahora no es económicamente viable ser maestro cristiano. Al desobedecer las instrucciones de Pablo la iglesia se debilita.

7-10. Aquí Pablo indica que tenemos que seguir las enseñanzas, porque lo que sembramos es lo que cosecharemos. Cuando pecamos estamos sembrando para destrucción. Debemos vivir para la vida eterna para el Espíritu. La libertad es para construir para la vida eterna (1 Corintios 3).

No se cansen en hacer el bien.

El resumen de todo; lo que Pablo hace y lo escribe con su propia mano 

               La esencia de la fe cristiana (Gálatas 6:11-18)
11 Miren que les escribo de mi puño y letra, ¡y con letras bien grandes!

12 Los que tratan de obligarlos a ustedes a circuncidarse lo hacen únicamente para dar una buena impresión y evitar ser perseguidos por causa de la cruz de Cristo. 13 Ni siquiera esos que están circuncidados obedecen la ley; lo que pasa es que quieren obligarlos a circuncidarse para luego jactarse de la señal que ustedes llevarían en el cuerpo. 14 En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo. 15 Para nada cuenta estar o no estar circuncidados; lo que importa es ser parte de una nueva creación. 16 Paz y misericordia desciendan sobre todos los que siguen esta norma, y sobre el Israel de Dios.

17 Por lo demás, que nadie me cause más problemas, porque yo llevo en el cuerpo las cicatrices de Jesús.

18 Hermanos, que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con el espíritu de cada uno de ustedes. Amén.

Esta carta ha sido dictada por Pablo a otro que se llama  "un emanuese" pero al final la escribo el mismo con su puño y letra.  Y letra muy grande porque tal vez tiene problemas en sus ojos.

Recuerden que ni la circuncisión, ni la incircuncisión son importantes, sino ser una  nueva creación en Cristo. Muchas veces nos evaluamos con las normas del mundo. Pero siempre debemos vernos a la luz de las Escrituras.

Saludos finales


Bibliografía
D. A. Carson, et.al. Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI, Casa Bautista.
Guillermo Hendricksen, Gálatas, Libros de desafío.
Martin Lutero, Comentarios de Martin: Gálatas, CLIE.
Herman Ridderbos, The Epistle of Paul to the Epistoles of Galatia, Eerdmans
John R. W. Stott, El mensaje de Gálatas, Certeza.
Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento, Vida.
Groffrey B. Wilson, Galatians: a digest of reformed comment, Banner of Truth Trust, 1979.

Glosario
¿“Qué desacato mayor hacía a Dios que de no creer en Su promesa?

Martín Lutero
expiación
propiciación (1 Juan 2:2)
sustituto
por nuestros pecados
rescate (Marcos 10:45
contado por justicia (Génesis 15:6
Judaizantes
Obras de la ley
Fe
Gracia
Circunsicion, bajo la ley,
Ley
Fascinar
Israel, pueblo de Dios, creyente, escogidos,
Pecado

lunes, 11 de julio de 2016

Doctrina Cristiana Básica: Introducción




Doctrina Cristiana Básica
Prefacio
Este documento no es exactamente un escrito mio. Muchos han comentado el documento. El primer comentario que vi era de Hans Burki (No tengo copia de su comentario todavía, pero era excelente). Varios de mis amigos han hecho comentarios sobre esta declaración. Agradezco sus aportes. No voy a mencionar los nombres porque no estoy seguro de quienes haya particiapado en la redacción de este documento. Sólo he editado una pequeña parte.  Pero por cierto esto es lo que creo.

Este base doctrinal ha sido adoptada por IFES, Moclam, Renuevalamente y otras instituciones. Es una exposición de "doctrinas ensenciales y no pretende ser una “teología sistematica” completa (ver bibliografía), sino una base doctrinal minima.

¿Qué es doctrina?
Doctrina es una respuesta a la pregunta ¿qué es lo que la Bibla o los cristianos enseñan de la salvación? Nuestra respuesta es una resumen de muchos textos y expresa lo que consideramos lo más importante del tema en cuestión. No tenemos la opción de decir: "no lo se", o lo ignoro, o tal vez. Cuando Jesús preguntó a Pedro: ¿Quién soy yo?, Pedro no podia responder: "no tengo idea". Nosotros estamos en una situación semejante. 

Si no podemos explicar nuestra fe, NO la podemos compartir. No podemos evangelizar si somos agnosticos. La evangelización requiere un explicación o doctrina. Esta explicación es necesaria aun para pasar la fe a nuestros niños. No van a creer en Jesús si no les podemos decir con convicción quien es Jesús. 

El propósito de la doctrina no es de limitar la fe, sino de poder explicarla. El propósito es positivo. Claro que uno va a encontrar explicaciones equivocadas que tienen que ser refutadas. Esto es inevitable. El mundo no es plano y al no ser plano tenemos que explicar por que es una esfera. 

Los otros enfoques como las diciplinas espirituales, la responsabilidad social y la liturgia no responde a las preguntas de que es lo que creemos. Responden a las preguntas de que debemos hacer. Son una consecuencia de la doctrina cristiana. Si no hay doctrina, tampoco hay una práctica que resulta.  Estas prácticas no pueden sustituir a la doctrina.  
Mis amigos y las iglesias que dicen que no debemos prestar atención a la doctrina por la post-modernidad corren el riesgo de que sus misiones sólo van a ser cristianas por poco tiempo. El ataque de la post-modernidad al cristianismo requiere más detalle en la explicación de la fe y no menos.
¿Por qué una base de doctrina?

Why do we have a doctrinal basis? (¿Por qué tenemos una base de doctrinal) Por Mike Reeves, UCCF Head of Theology (Jefe de teología en la UCCF, UK, traducido, editado y adaptado por Juan C. Kennington

Desde el principio los cristianos han escrito resúmenes de su doctrina. Incluso hay ejemplos dentro de la Biblia misma.
Deuteronomio 6:4-6
Filipenses 2:5-11
Colosenses 1:15-
1 Timoteo 3:16
Confesiones históricas:
·       El Credo de los Apóstoles
·       El Credo de Nicea 325
Confesiones Evangélicas
·       La Confesión de Augsburgo, 1530
·       Los  39 Artículos, 1562
·       La Confesión de Westminster, 1647 
·       La Confesión Bautista, 1689
Porque no nos gusta tener una confesión

Tenemos que tomar en cuenta que Adán y Eva rehusaron de escuchar la palabra de Dios. Desde entonces el hombre buscar ignorar el hecho que Dios nos ha hablado.
En Inglaterra en el siglo XVII,  los “latidudinarians” rechazaron los credos y la doctrina. Ellos creían que el centro del cristianismo era la moralidad. Cuando la doctrina era menos importante, más personas podrían unirse a los templos. El problema que resultó era que se reunían por sus conductas y no por Cristo.
En el siglo XVIII Edward Gibbon (El declive y caída del imperio romano) pensaba que la diferencia entre “homoousios (de la misma naturaleza) y “homoiousios” (de una naturaleza similar) era solo la diferencia de la letra “i” y no la diferencia si adoramos a Cristo o no. Unos vieron a Cristo como el creador y los otros lo vieron nada más como una creatura creada.  Usando la misma lógica que Gibbon, uno podría decir que la diferencia entre el cristianismo y el cristianismo es nada más la diferencia entre los números 1 y 3. Dios es uno (Islam), o Dios es tres en uno (cristianismo).
En el siglo XIX, el alemán, Adolf von Harnack negó la realidad de una revelación objetiva. Redujo el cristianismo a una creencia en la paternidad de Dios y la hermandad universal de los hombres. El reduccionismo de  Adolfo von Harnack condujo al abandono de la doctrina cristiana y abrazo del “evangelio social”. 

Hacer una confesión que trata de la revelación de Dios como verdades objetivas en lugar de sentimientos subjetivos es rechazado por la cultura contemporánea. 
Una confesión es una declaración de que Dios ha hablado y que su comunicación es clara y especifica. No somos árbitros finales de la verdad, sino que la verdad absoluta y no negociable ha sido dado a nosotros en las Escrituras por Dios. 
La confesión es una respuesta obediente a lo que Dios ha hablado. Es un reconocimiento que Dios es Dios y que nosotros no somos los que decidimos que es la verdad. Obviamente hay mucha discusión sobre la verdad y si la podemos conocer. Estas controversias tienen muchos trasfondos.

“En la esfera de la religión, como en otras esferas, las cosas acerca de los cuales los hombres esta inclinados a estar de acuerdo, son las cosas que no valen la pena creer. Las cosas realmente importantes son las cosas acerca de las cuales los hombres pelearán.” J. G. Machen.

No pudo ser de otro modo en el cristianismo, dado que lo esencial de la creencia cristiana no son sentimientos donde felizmente podemos discutir, sino de asuntos de verdades objetivas e históricas.
Una confesión es un resumen de los contenidos de la Escritura. No es la revelación de Dios o la Palabra de Dios. Es una respuesta humana a la Palabra de Dios o un reconocimiento que Dios ha hablado. Sólo podemos creer en una confesión en tanto que es fiel a las Escrituras. Una confesión siempre señala algo más allá de si misma.
1.     Una confesión es una afirmación de lo que creemos que la Escritura claramente enseña sobre la medula del cristianismo o los temas o creencias que no son negociables.
2.     Una confesión no es un documento que afirma lo que los hombres se han acordado o reflexiones humanas acerca de Dios.
3.     Una confesión no es una extensión de las Escrituras, como si fuera la palabra misma de Dios. Más bien es una afirmación de lo que creemos que la Biblia enseña.
4.     Una confesión no tiene la ambición de presentar todo el consejo de Dios o todo lo que creen los cristianos que la afirman.
Concluimos que los que piensan que una confesión limitará el crecimiento del conocimiento humano o la madurez de uno no entienden la función de los credos. Las confesiones no son jaulas de doctrina, sino guías y testigos y cuerdas de seguridad.

En una confesión nos unimos bajo el evangelio.
Con una confesión reconocemos que Dios ha hablado clara y específicamente. La siguiente cosa que hace una confesión es de afirmar nuestra lealtad a lo que Dios ha dicho. John Webster, de Aberdeen University, UK, lo pone así:
“Un credo o una confesión es una formulación publica del evangelio enseñado en las Escrituras en que afirmamos nuestra lealtad a este mensaje. También es un repudio de las cosas falsas que amenazan el  evangelio.”
Una confesión es más que un intento de responder obedientemente a la palabra de Dios, es un intento de asegurar una continua obediencia a la palabra de Dios porque constantemente nos desviamos de lo que Dios ha dicho para seguir las voces de las sirenas de nuestra imaginación y nuestra cultura. Si vamos a quedarnos leales al evangelio, tenemos que atarnos a la confesión. Esto es el propósito de una confesión, de atar a sus confesores al evangelio para que continúen confesando el evangelio y no inconscientemente tomen otra confesión.
Con esta confesión queremos clavar nuestros colores al mástil y definir nuestro mensaje y misión.

En una confesión tomamos un partido.
Creo que Jesús es divino o es Dios.
Integridad cristiana

Conclusión: La Base de Doctrina como una confesión nos lleva (cuerpo y alma) a la obediencia de la palabra de Dios. Por ella rechazamos nuestro tendencia natural de rechazar la revelación de Dios. Hemos sido guiados a conocer el evangelio con aun más claridad; nosotros nos aliamos con el evangelio y encontramos allí unidad; retamos y negamos lo que se opone a el, formamos nuestras vidas, pensamientos, ministerios y enseñanzas. Dios ha hablado! Lo confesamos, ¡A Él sólo sea la gloria!

Bibliografía:
·       Luis Berkhof, Teología sistemática, Libros de desafío.
·       Luis Berkhof, Manual de doctrina cristiana, Libros de desafío.
·       Luis Berkhof, Introducción a la teología sistemática, Libros de desafío.
·       Juan Calvino, Institución de la religión cristiana, Felire.
·       D. A. Carson y Timothy Keller editores, La Centralidad del Evangelio,
·       Wayne Grudem, Teología sistemática, Vida.
·       T. C. Hammond, Como comprender la doctrina cristiana, Certeza.
·       Carlos Hodge, Teología sístematica,
·       J. Gresham Machen, Christianity and Liberalism, Eerdmans.
·       Bruce Milne, Conoceréis la verdad: un manual de la fe cristiana, Logoi.
·       J.I. Packer, Teología consisa, Unilit.
·       Daniel Salinas, Nuestra fe, Certeza.
·       John R. W. Stott, La cruz de Cristo, Certeza.

La formación de Credos y Declaraciones de fe
Generalmente los Credos y las declaraciones de fe se desarrollan en un tiempo de conflicto. Están escritas para hacer una separación entre los que lo creen y los que lo rechazan. El credo de Nicea fue desarrollado para rechazar la idea que Cristo fue un ser creado y no Dios mismo. Esta idea fue presentada por Ario y rechazada por Atanacio.

Uno también debe tomar en cuenta la psicología de creer o no. Generalmente cuando rechazamos una verdad, no la podemos recibir más adelante. Esto es especialmente el caso en nuestras creencias a cerca de Dios.

 Jesús enseñó a sus discípulos a orar así:
Padre Nuestro que estás en el cielo,
Santificado sea tu nombre,
Venga tu reino,
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan cotidiano.
Perdónanos nuestras deudas,
Como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
Y no nos dejes caer en tentación,
Sino líbranos del maligno, porque tuyos son el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén.

¿Qué cosas son verdad para que podemos orar de esta manera? ¿Qué son los peligros de ser un teólogo? ¿Cómo se puede evitar estos peligros?

La Base de Doctrina
1.    La unidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo en la Divinidad  (Trinidad).
2.    La soberanía de Dios en la creación, revelación, redención y juicio final.
3.    La inspiración divina y entera confiabilidad de las Sagradas Escrituras tal cual fueron dadas originalmente y su autoridad suprema en todo asunto de fe y conducta.
4.    La pecaminosidad y culpa universal de todos los hombres desde la caída que los sujeta a ira y condenación de Dios.
5.    La redención de la culpa, pena, dominio y corrupción del pecado, solamente mediante la muerte expiatoria del Señor Jesucristo.
6.    La resurrección corporal de Jesucristo de entre los muertos, y su ascensión a la diestra de Dios el Padre.
7.    La presencia y poder del Espíritu Santo en la obra de la regeneración.
8.    La justificación del pecador por la gracia de Dios y solo mediante la fe.
9.    La permanencia del Espíritu Santo en el creyente.
10.         La única iglesia universal que es el Cuerpo de Cristo y a la cual pertenecen todos los creyentes verdaderos.
11.         El retorno personal del Señor Jesucristo.

Regreso a temas de Doctrina Básica Cristiana