sábado, 22 de enero de 2011

Números: una guía de lectura

Números: Guía de Lectura

Autor: La Biblia enseña que Moisés escribió el libro de Números.

Fecha: El libro describe la historia de Israel después de que la ley les fue dada en Sinaí hasta la entrada a la tierra prometida: unos 38 y pico de años. Los contenidos de este libro tienen que haber estado escritos cercanos a los eventos que el libro describe o no tiene sentido. Entonces, este libro estaría escrito un poco antes de la entrada a la tierra prometida, durante los 40 años del Éxodo.

Nota adicional: Uno siempre interpreta la Biblia desde su propia cosmovisión. Por muchos años fue común creer que Dios no interviene en la historia. Este presupuesto negaría, de ante mano, que los hechos presentados en la Biblia sean eventos reales en la historia. Esto ha tenido el resultado de que algunos comentaristas de la Biblia buscan una explicación natural (sin Dios) para explicar el texto. En algunos casos esto se llama “dismitificación”, es decir, interpretar la Biblia como un ateo.

Cronología:
Los primeros capítulos 1 al 19: están relacionados al Monte de Sinaí y el inició del viaje. Estos capítulos cubren un año.
Entre los capítulos 19 y 20 hay un vacío de 38 años. Éstos están resumidos en Números 33:19-35.
De Números 20:1-36 se relacionan con el año 40 justo antes de entrar a la herencia.

Contexto histórico:

Números relata los eventos desde la salida de Sinaí hasta un poco antes de la entrada a la tierra prometida. Empieza donde termina Éxodo. Muestra unidad con la historia que empezó en Génesis y continua por el Éxodo y Levítico. No tendría sentido el libro de Números sin los relatos anteriores.

El primer evento es la toma del censo un poco más de un año después de la salida de Egipto. Tienen que saber quiénes y cuántos son en cada tribu. Esta parte parece ser de poca importancia para nosotros hoy. Pero si estas viviendo en el momento es muy importante. Esto también debe compararse con el reparto de tierras en Josué.

Ya que emprenden el viaje de unos 3 o 4 días de distancia, resulta que llegan a su destino después de 38 años. Números da la explicación de este retraso en su llegada: la desobediencia del pueblo en acatar las instrucciones del Señor y su falta de creer en Él.

Lo narrativo:
Números pone casi todo el libro en narrativa. La narrativa pone el contexto por los discursos que presentan los síntesis teológicas y las leyes que presenta el libro. Es muy importante la relación entre la narración y estas conclusiones. (ver Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI). Cada ley esta puesta en una situación de vida que sirve para interpretar la ley en su situación en la vida original.

Los discursos

Números contiene una serie de discursos (sermones, oraciones, bendiciones) que son claves para comprender el libro. Estos discursos expresan el punto central del relato (ver “Números” de Naylor).

Los discursos claves de Números son:
La bendición sacerdotal: Números 6:24-27
“El Señor te bendiga y te guarde; el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia, el Señor alce sobre ti su rostro y de dé paz.”
La oración de Moisés: Números 10:35-36
“Levántate, oh Señor y sean dispersados tu enemigos, huyan de tu presencia los que te aborrecen. Y cuando el arca descansaba, él decía: Vuelve, oh Señor, a los millares de millares de Israel.”
El juramento del Señor: Números 14:20-35
“Los he perdonado según tu palabra: pero ciertamente, vivo Yo, que toda la tierra será llena de la gloria del Señor. Ciertamente todos los que han visto mi gloria y las señales que hice en Egipto y en el desierto, y que Me han puesto a prueba estas diez veces y no han oído Mi vos, no verán la tierra que juré a sus padres, ni la verá ninguno de los que Me desdeñaron. Pero Mi siervo Caleb, porque ha habido en él un espíritu distinto y me ha seguido plenamente, lo introduciré a la tierra donde entró y su descendencia tomará posesión de ella. Ahora bien los Amalecitas y los Cananeos morarán en los valles. Mañana, ustedes vuelvan y partan para el desierto, camino del Mar Rojo. Y el Señor habló a Moisés y a Aarón y les dijo: ¿Hasta cuando tendré que sobrellevar a esta congregación malvada que murmura contra Mí? He oído las quejas de los Israelitas, que murmuran contra Mi. Diles, “Vivo Yo,” declara el Señor, que tal como han hablado a mis oídos, así haré Yo con ustedes. En este desierto caerán los cadáveres de ustedes todos sus enumerados de todos los contados de veinte años arriba, que han murmurado contra Mí. De cierto que ustedes no entrarán en la tierra en el cual juré establecerlos, excepto Caleb hijo de Jefone, y Josué, hijo de Nun. Sin embargo, sus pequeños, de quienes dijeron que serían presa del enemigo, a ellos los introduciré, y conocerán la tierra que ustedes han despreciado. Pero en cuanto a ustedes sus cadáveres caerán en el desierto, y sufrirán por la infidelidad de ustedes, hasta que sus cadáveres queden en el desierto. Según el número de los días que ustedes reconocieron la tierra, cuarenta días, por cada día llevarán su culpa un año, hasta cuarenta años, y conocerán Mi enemistad. Yo, el Señor, he hablado; ciertamente esto haré a toda esta perversa congregación que se han juntado contra mí En este desierto serán destruidos, y aquí morirán.”
Las bendiciones de Balaam sobre Israel: Números 23:7-10; 18-24; 24:3-9; 15-19; 20-24
El pacto del sacerdocio perpetuo: Números 25:12-13
“Por tanto dile, “Ciertamente Yo le doy Mi pacto de paz y será para él y para su descendencia después de él, un sacerdote perpetuo, porque tuvo celo por su Dios e hizo expiación  por los Israelitas. 
Los mandatos repetidos de repartir la tierra como su herencia: Números 26:52-56; 33:50-56; 34:2-12, 29.
 Un mandato final: Números 36:7,9 (ver Números 27:7-11; también Génesis 13:15).
“Así, ninguna heredad de los Israelitas será traspasada de tribu a tribu, pues los Israelitas retendrán  cada uno la heredad de la tribu de su padre, a fin de que los Israelitas posean cada uno la heredad de sus padres. De esta manera, ninguna heredad será traspasada de una tribu a otra tribu, pues las tribus de los Israelitas retendrán cada una su propia heredad.”
El diálogo
Otro rasgo del libro de Números es el contraste entre las palabras de Dios con las palabras de los hombres. Dios habla y el hombre responde. También hay situaciones donde el pueblo habla (murmurando) y Dios responde.

El contenido de libro:
1. Preparación para viajar a la herencia
Números 1-10 presenta la preparación para el viaje a la tierra prometida. Están al pie del Monte de Sinaí. Por la palabra del Señor la promesa es confirmada.

2. El viaje a la herencia
Números 11-25 presenta al pueblo frustrado que no entra a la tierra de la promesa. Israel no cree en Dios y pierden lo prometido. Hay un ciclo de: rebelión, muerte y redención en esta parte de Números.  La consecuencia de su incredulidad es la muerte fuera de la (herencia) prometida. Todos mueren en el desierto salvo a Caleb y Josué.

3. La preparación para recibir la herencia
Números 26-36 indica que, a pesar del fracaso del pueblo en creer a Dios, Dios sigue fiel a su promesa - pacto. Dios va adelante con su plan.

Números y el Nuevo Testamento.
1 Corintios 10:1-22 menciona que este libro es muy importante para los cristianos ya que sirve de advertencia a nosotros. Pablo dice para que no codiciemos, ni idolatremos, ni murmuremos. También termina diciendo que no podemos participar en ambos mundos al mismo tiempo. No podemos hacer un sincretismo de ser cristiano y ser del mundo o el demonio al mismo tiempo.

Número también sirve para definir conceptos como la santidad, el sacrificio propiciatorio y aún la iglesia. Las palabras se definen por su uso en un contexto. Números pone los contextos para definir las palabras que son claves para el resto de la Biblia.

Un segundo libro del Nuevo Testamento que es similar a Números es Hebreos que es una exhortación para seguir a Cristo fielmente hasta la meta. La tentación en Hebreos era de abandonar el cristianismo y regresar al judaísmo. Al igual que en Números, abandonar el proyecto de Dios por buscar placer, dinero, seguridad entre otras cosas.

Tercero, en Gálatas Pablo argumenta que Jesús es el único heredero de Abraham (Gálatas 3:16). Cuando creemos en Cristo, somos hechos hijos de Dios (como Abraham Génesis 15:7) y herederos según la promesa (Gálatas 3:29).

Bosquejo:

El censo en Sinaí (Números 1:1-2:34)
El libro empieza con un censo. Era importante saber cuantos salieron de Sinaí.
Los levitas (Números 3:1-4:49)
La limpieza del campamento (Números 5:1-6:27)
Las preparaciones para la salida del campamento (Números 7:1-9:14)
El viaje de Sinaí a Kadesh (Números 9:15-14:45)
Las leyes adicionales (Números 15:1-41)
La crisis sobre el liderazgo y el sacerdocio (Números 16:1-19:22)
De Kadesh a las llanuras de Moab (Números 20:1-25:17)
Las preparaciones en las llanuras de Moab hacen para la entrada a la tierra (Números 26:1-36:13)
Las preparaciones empiezan con un nuevo censo. ¿Cuál era el resultado de la rebeldía?
Las mujeres ganan el derecho de recibir una herencia.
Josué es nombrado líder.
Reglamento para el culto y votos.
Venganza contra los madianitas.
Tres tribus al oriente del río Jordán.
Un recuento del viaje.
Los limites
El sostén de los levitas y las ciudades de refugio.
La herencias de las hijas.

Bibliografía:
David Alexander y Pat Alexander, Manual Bíblico Ilustrado, Caribe.
Gleason Archer, Una introducción critica a la introducción al Antiguo Testamento,
W. J. Dumbrell, Antiguo Testamento 1, Unidad 8 Números, Moore.
Gordon Fee (NT) y Douglas Stuart (AT), Como leer la Biblia: libro por libro, Vida.
Manley, Nuevo Auxiliar Biblico,
Peter John Naylor, “Números”, Nuevo comentario bíblico siglo XXI, Mundo Hispano.
Gerald Nyenhuis, Peregrinaje del pueblo de la promesa evangélica: estudios sobre el libro de Números, El Faro.
N. H. Ridderbos, “Números” en Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, Certeza.
Donald Wiseman, Introducción al Antiguo Testamento, Nueva Creación.