lunes, 24 de noviembre de 2008

¿Qué es la “adoración”?

La Biblia no indica que la adoración sea equivalente de cantar. Claro que incluye el cantar, pero no es exclusivo de la acción de cantar a Dios.

Quizás la definición más completa de adoración está en Romanos 12:1-2 donde dice que en respuesta a las misericordias de Dios, descritas en Romanos 1-11 debemos presentarnos como sacrificios vivos. Éste versículo va mucho más allá del canto, porque indica que la adoración es todo lo que hacemos con la totalidad de nuestras vidas. También indica que la única manera de realizar la adoración implica que pensemos constantemente en el mensaje que Pablo nos dio en los primeros 11 capítulos de Romanos para “renovar nuestra mente”.

La adoración incluye el pensar el evangelio. Si no estamos dispuestos a repensar los pensamientos de Dios, no le estamos adorando. Si somos tan orgullosos que no nos humillamos para tomar en serio lo que Dios piensa y hace, y solo queremos que Él bendiga nuestras vidas, no lo estamos adorando.
Si en nuestra adoración sólo decimos que “yo te estoy adorando”, no estamos adorando a Dios. Es como un niño que está buscando la atención de sus padres. No busca obedecer a sus padres, está buscando que le hagan caso. Si en nuestra adoración no nos sometemos a Dios, estamos manipulando a Dios para nuestro beneficio. La palabra hebrea de adoración es la de “postrarse” que quiere decir, someterse. Si estoy buscando la atención de Dios, no lo estoy adorando. Si no estamos buscando someternos a su voluntad, no estamos adorándole.

La confesión ante otros de quien es Jesús es adoración. En Hebreos 13:15 donde habla del “sacrificio de alabanza” no está hablando del canto, sino de dar un testimonio ante los que no conozcan a Dios como aclara el mismo versículo.

El Antiguo Testamento también crítica la “sensualidad” y el “emocionalismo” en la adoración. Un emocionalismo alimentado por amplificadores que nos dan vida apagando el intelecto y la comprensión. La verdadera adoración presenta este contraste con la adoración pagana. Los que estaban adorando a la “becerra de oro”, se levantaron para jugar. Los adoradores a Baal se pusieron en trance donde bailaron y se cortaron con cuchillos. Estaban en un culto totalmente emocional. Este culto irracional contrasta con el énfasis bíblico en la enseñanza y mensaje que nos ayuda a ser adoradores con mente y cuerpo.

Esta idea de someterse a la Palabra de Dios está presente en las instrucciones que Pablo da a Timoteo diciéndole que estudie con diligencia la Palabra de Dios para que el pastor pueda alimentar a las ovejas y no solo emocionarlos con sus palabras y canticos. Esto es vital en nuestros tiempos postmodernos un retorno a la enseñanza en las iglesias. La postmodernidad ha abandonado lo intelectual por lo emocional, la verdad por el sentir y la adoración por lo electrónico.

4 comentarios:

  1. Y que pasa con la Alabanza?
    La palabra tanto en griego como en hebreo refiere a "laudation".

    Laudation, act of Laud.

    Laud \Laud\, v. i. [imp. & p. p. Lauded; p. pr. & vb. n.
    Lauding.] [L. laudare, fr. laus, laudis, praise. Cf.
    Allow.]
    To praise in words alone, or with words and singing; to
    celebrate; to extol.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en el sentido general de su escrito, Juan. Es cierto, se sobre enfatiza ( o sea, mucho mucho ) acerca de "derramar el corazón" o a "estar en su presencia" entendiendo con esto, el cantar y decir: vengo a adorarte, o, yo te busco y te anhelo. Y se dice que esto es lo único que importa, que "vayamos a recibir" que los encuentros con Dios son en los templos o reuniones de alabanza ( nada más ) y dando a entender que en la vida diaria no le podemos alabar.
    Pero,
    creo que podemos tirar el agua sucia de la bañera pero sin tirar el jabón y mucho menos al niño.

    John Pipper llama la atención a aquella pregunta: cuál es el fin del hombre? Glorificar a Dios y gozar de él para siempre. Y él dice, gozar, disfrutar, encontrar deleite en Dios. Hacer todo lo que dice usted, Juan, pero con todos nuestros sentidos y emociones, no que las emociones sean la medida de lo verdadero pero sí la emotiva compañia de nuestra devoción verdadera como la pide él, guardando sus mandameientos, meditando en él, amando su palabra y poniéndola por obra.
    Por otro lado,
    Nehemías pide a Dios es su oración, "...acuérdate de mi para bien, Dios mío, y de todo lo que hice por este pueblo" Neh 5:19
    . El salmista dice también, "...en integridad he andado...yo andaré en mi integridad..." Sal 26, o "...escucha mi oración hecha de labios sin engaño" Sal 17. Entonces, lo que vengo diciendo es que podemos decir estas frases: te anhelo, vengo a adorarte, ( decirle lo que hago y eso ) pero desde luego, no porque esperemos bendición y menos la exijamos, sino porque tenemos una vida de adoración ( no sólo cultos de adoración ) , una vida de gratitud al Salvador por su gracia cada día, un crecimiento en su palabra. Espero no dar la idea de contradecirle, sino de poder permitir esas expresiones pero sin el autoengaño del adorador despistado y de lo cual está lamentablemente lleno nuestro ambiente evangélico.
    Ricoregio
    pastor que se goza en decirle a Dios: "te amo", pero que se cansa de las frases repetitivas y los copiadores de los "Marcos Wittes"

    ResponderEliminar
  3. Expresar nuetros sentimientos a nuestro Dios, siendo congruentes con nuestros actos; lo que llamamos integridad... es la adoracion que Dios acepta. es el espiritu de verdad latiendo en nuestros corazones, lo que sale de nuestro ser audiblemente y en hechos tangibles...
    6 Y delante del trono hay como un mar de vidrio, semejante al cristal.

    Junto al trono, y alrededor del mismo, hay cuatro seres vivientes llenos de ojos por delante y por detrás. 7 El primer ser viviente es semejante a un león, y el segundo ser viviente es semejante a un becerro, y el tercer ser viviente tiene cara como de hombre, y el cuarto ser viviente es semejante a un águila volando. 8 Y cada uno de los cuatro seres vivientes tiene seis alas, y alrededor y por dentro están llenos de ojos. Ni de día ni de noche cesan de decir:

    "¡Santo, Santo, Santo

    es el Señor Dios Todopoderoso,

    que era y que es y que ha de venir!"

    9 Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honra y alabanza al que está sentado en el trono y que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos; y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

    11 "Digno eres tú,

    oh Señor y Dios nuestro,

    de recibir la gloria,

    la honra y el poder;

    porque tú has creado

    todas las cosas,

    y por tu voluntad tienen ser

    y fueron creadas."

    ResponderEliminar
  4. Expresar nuetros sentimientos a nuestro Dios, siendo congruentes con nuestros actos; lo que llamamos integridad... es la adoracion que Dios acepta. es el espiritu de verdad latiendo en nuestros corazones, lo que sale de nuestro ser audiblemente y en hechos tangibles...
    6 Y delante del trono hay como un mar de vidrio, semejante al cristal.

    Junto al trono, y alrededor del mismo, hay cuatro seres vivientes llenos de ojos por delante y por detrás. 7 El primer ser viviente es semejante a un león, y el segundo ser viviente es semejante a un becerro, y el tercer ser viviente tiene cara como de hombre, y el cuarto ser viviente es semejante a un águila volando. 8 Y cada uno de los cuatro seres vivientes tiene seis alas, y alrededor y por dentro están llenos de ojos. Ni de día ni de noche cesan de decir:

    "¡Santo, Santo, Santo

    es el Señor Dios Todopoderoso,

    que era y que es y que ha de venir!"

    9 Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honra y alabanza al que está sentado en el trono y que vive por los siglos de los siglos, 10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos; y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

    11 "Digno eres tú,

    oh Señor y Dios nuestro,

    de recibir la gloria,

    la honra y el poder;

    porque tú has creado

    todas las cosas,

    y por tu voluntad tienen ser

    y fueron creadas."

    ResponderEliminar