sábado, 3 de enero de 2015

Reinado en medio de Sus enemigos: Salmo 110

Salmo de David
Dice el Señor a mi Señor:
“Siéntate a Mi diestra,
Hasta que ponga a Tus enemigos por estrado de Tus pies.”
2 El Señor extenderá desde Sion Tu poderoso cetro, diciendo:
“Domina en medio de Tus enemigos.”
3 Tu pueblo se ofrecerá voluntariamente en el día de Tu poder;
En el esplendor de la santidad, desde el seno de la aurora;
Tu juventud es para Ti como el rocío.
4 El Señor ha jurado y no se retractará:
“Tú eres sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec.”
5 El Señor está a Tu diestra;
Quebrantará reyes en el día de Su ira.
6 Juzgará entre las naciones,
Las llenará de cadáveres,
Quebrantará cabezas sobre la ancha tierra.
7 El beberá del arroyo en el camino;
Por tanto levantará la cabeza.

Este Salmo 110 es lo más citado del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento, y  resumen del mensaje completo acerca de Cristo.  
El Salmo es Mesiánico, es decir que habla de Mesías o Cristo, el ungido de Dios.  Contesta: ¿Quién es el Mesías? ¿Cuál es su función? ¿Cuál es nuestra relación con Él? ¿Cuál es la historia del concepto y la personaje del Mesías? 
El Salmo 110 pertenece al genero de los salmos reales. Cómo Jesús es el rey ideal todos estos salmos tienen implicaciones positivos o negativos acerca del papel de un rey. 
Para comprender este figura escatológica, es decir, la persona que va a llevar acabo el plan de Dios, tenemos que regresar al primer hombre y ver su función antes del pecado. ¿Cuál fue la función de Adán en la idea de Dios del hombre?  Este  función se cumple en la persona de Cristo.   La escatología bíblica empieza en Génesis 3:15 donde indica que el mal será derrotado por un hombre. Aquí se presenta el final del plan de Dios para la humanidad. No siempre va a existir la maldad. 
Vemos en Génesis que Dios dijo a Adán que “Sean fecundos y multiplíquense. Llena la tierra y sométanla. Ejerzan dominio o reino sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que mueve sobre la tierra” (Génesis 2:28). Esto indica que el hombre era virrey de Dios, o el que reina por Dios en la tierra.
Cuando Adán y Eva pecaron, una de las cosas que perdieron era su oficio de ser “virrey”. Ellos estaban expulsados del jardín o reino (Génesis 3:23).  El puesto estaba vacío, pero la esperanza que un hombre ocupara este oficio estaba presente desde el principio. La idea de que el hombre dominara la tierra queda pendiente hasta que haya un hombre perfecto, sin pecado para hacerlo. Hay muchos intentos para el dominio de la tierra en la historia humana: El torre de Babe, los Asirios, Nabucodonosor, Ciro, Alejandro, Cesar, Carlomagno, Napoleon, entre otros, pero todos fracasaron,   
Un segundo elemento entra en la escena cuando en Génesis 14:17-24 encontramos el Rey-Sacerdote Melquisedec. Este Rey-Sacerdote recibe los diezmos de Abraham. No sabemos mucho de Él en Génesis excepto que era rey y sacerdote; y que recibió los diezmos de la victoria que ganó Abraham. 
Tercero en Génesis 49:8-12 Israel profetiza antes del año 1900 a, C. que “el cetro nunca apartará de Judá”. Dios no había abandonado su plan que un hombre reinará sobre la tierra. Pero tardará unos 900 años hasta que un descendiente de Judá, David, sea rey. Israel muere por el año 1900 antes de Cristo y David reina por el año 1000 antes de Cristo.
Había varios intentos de establecer un gobierno en Israel antes que tuvieron reyes. En este periodo entre el Éxodo y los reyes había jueces. Cada juez rectificaba un problema religiosa  y política.
Cuando David era rey en Israel en 2 Samuel 7:5-16 Dios le promete a David que un descendiente de él establecerá su reino y Su trono para siempre (7:12-13). Esto es la raíz del esperanza de un Mesías. Otros profetas expanden la idea.
En el nacimiento de Jesús tenemos varias personas que hablen de que este niño va a establecer el reino prometido a David (ver Lucas 1 y 2).
Jesús inicia su ministerio predicando del Reino de Dios.  Y temina cuando Jesús afirma que  va a reinar y someter a todos sus enemigos con la afirmación de Jesús, "Toda autoridad Me ha sido dada en el cielo y en la tierra" (Mateo 28:16). Esto forma la base para la evangelización de todas las familias de la tierra (Mateo 28:19).
Este concepto se ve en la promesa de que un hijo de David sentará a la diestra del Señor para reinar. Esto conecta el Reino de Dios a Salmo 110.   
Regresamos a Salmo 110 para ver su contribución al concepto del Mesías. 

Salmo de David
Dice el Señor a mi Señor:
“Siéntate a Mi diestra, (Hechos 2:34-34)
Hasta que ponga a Tus enemigos por estrado de Tus pies.” (1 Corintios 15:25)
2 El Señor extenderá desde Sion Tu poderoso cetro, diciendo:
“Domina en medio de Tus enemigos.”
3 Tu pueblo se ofrecerá voluntariamente en el día de Tu poder;
En el esplendor de la santidad, desde el seno de la aurora;   
Tu juventud es para Ti como el rocío. lo
4 El Señor ha jurado y no se retractará:
“Tú eres sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec.” (Hebreos 7-8)
5 El Señor está a Tu diestra;o
Quebrantará reyes en el día de Su ira.
6 Juzgará entre las naciones,
Las llenará de cadáveres,
Quebrantará cabezas sobre la ancha tierra.
7 El beberá del arroyo en el camino;
Por tanto levantará la cabeza.

1. El Salmo 110 en el título hebreo del Salmo afirma que es un Salmo de David. Esto indica que David lo escribió. Esta afirmación también lo hace Jesucristo (Mateo 22:41-46).

Para entender el Salmo tenemos que establecer su autor, porque el Salmo 110: afirma "El Señor dijo a mi Señor". Por tanto, si no tenemos claro quien es autor, no podemos afirmar quien es su Señor.  Si el autor fuera otro que David y le dijera "Señor", podría ser que se refiere a David como rey de Israel.  Pero como David es el autor los Señores tienen mas importancia que David, el rey.  

1. Carlos Spurgeon dice lo que tenemos en este Salmo una conversación entre la Trinidad. El primer versículo en Hebreo dice Jehová dijo a Adonai. Esta conversación sólo puede ser conocido por una revelación. Los humanos no escuchamos cuando el Padre habla al Hijo. 

1 + 4. El Salmo 110 tiene dos oráculos. La primera tiene afirmaciones acerca Mesías como el rey y la segunda acerca el Mesías como el sacerdote. Esta presentación no era la practica de los Israelitas en el Antiguo Testamento. De hecho eran dos oficios completamente distintos. El rey jamás era sacerdote y el sacerdote tampoco podría ser rey. Para ser sacerdote uno tenía que ser levita y un hijo de Áron. Y para ser rey uno tenía que ser descendiente de Judá. 

1 +4. Se acuerden del primer rey de Israel, Saúl, que trató de hacer sacrificios como un sacerdote. ¿Qué le pasó?  Lea 1 Samuel 13:8-14 donde habla de los sacrificios que hizo Saúl y que resulten en el el rechazó de Saúl como rey, 1 Samuel 15:24.

1-2. El Salmo habla de un reino en conflicto por su declaración "Hasta que ponga a Tus enemigos por estrada de tu pies" y"Domina en medio de Tus enemigos.. Esto indica que el reino del "Mesías reinará hasta que todos su enemigos están conquistados. 1 Corintios 15:25 también desarrolla está idea diciendo que cuando todos los enemigos están derrotadas, Cristo entregará el reino al Padre y que el último enemigo que será derrotado es la muerte. 
Esta visión difiera de la idea de muchos en que Cristo no va a tener enemigos cuando venga su Reino. Sino va a ser un tiempo de paz porque Cristo será un rey absoluto y el león el el cordero se acostarán  juntos (Isaías 11:6-9). 
Esta idea también esta presentado en Efesios 1:9-10 donde Pablo indica el propósito de Dios es de reunir todas las cosas en Cristo (el Mesías). 

3. El pueblo de este rey
El puedo de esté rey se ofrece a servirle.

El segundo oráculo Sobre el sacerdocio del Cristo
“Tú eres sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec.”

4.  Este versículo afirma que la Palabra permanente del Señor afirma el Mesías como sacerdote para siempre. No es un sacerdocio temporal como lo fue de Aarón. Lo que logra en su papel de mediador es para siempre. 

5-6 Estos versículos hablan del sacerdote.
Primero, establece que estará apoyado por el Señor y Su poder.
Segundo, que tendrá la autoridad de llevar a cabo su tarea de tener dominio sobre toda la tierra. Significa que su verdad del evangelio para conquistar las naciones para el Cristo. 
7. Este versículo indica que el ungido va a tomar del las arroyos para reanimarse para la batalla como lo hizo David (ver 1 Samuel 30:10). No se va a cansar hasta que haya derrotado a los enemigos. También podemos animarnos a saber que el Mesías tiene seguridad de Su victoria. 

Conclusiones:
El Señor es un soberano activo y preparado para la batalla.
El rey y el sacerdote se unen en el Mesías.
El Mesías reina en medio de sus enemigos.
El Mesías pelea para establecer su reino (Efesios 1:8-10).
La soberanía del Mesías extiende sobre toda la tierra.