lunes, 14 de julio de 2008

¿Dios es verde?

¿Dios es verde?
Una continuación del articulo ¿Es Dios verde?
La respuesta es NO. Porque Dios es más que verde y Dios no está en todas las cosas. Las plantas y los ríos no son Dios. Los cristianos no somos panteístas. Dios es separado de su creación.
Esto tampoco significa que podemos hacer lo que nos da la gana con su creación. En Génesis 1 Dios nos dio la responsabilidad de ser mayordomos de la creación. Un mayordomo es más que un explotador de la creación y los recursos naturales, también incluye que el futuro sea sostenible.
Cuando hablamos de la ecología es importante que lo hagamos desde nuestra cosmovisión cristiana. Hay muchos elementos de diferentes religiones en el mercado de la ecología, del animismo al cristianismo al paganismo, del budismo al taoísmo. Muchos de los argumentos son incompatibles con el cristianismo bíblico.
Si nada más entramos al desfile ecológico solo porque todos los demás están allí, no estamos aportando siendo cristianos ya que mucho de la ecología no es cristiano. Hay mucho material bíblico sobre la ecología. Por ejemplo, el Antiguo Testamento tiene leyes de sanidad donde indica que el excremento humano debe estar enterrado. Habla de dar descanso a la tierra para que continúe siendo productiva en el futuro.
…que les dijera a los israelitas: “Cuando ustedes hayan entrado en la tierra que les voy a dar, la tierra misma deberá observar un año de reposo en honor al Señor. Durante seis años sembrarás tus campos, podarás tus viñas y cosecharás sus productos; pero llegado el séptimo año la tierra gozará de un año de reposo en honor al Señor. No sembrarás tus campos ni podarás tus viñas; no segarás lo que haya brotado por sí mismo ni vendimiarás las uvas de tus viñas no cultivadas. La tierra gozará de un año completo de reposo. Sin embargo, de todo lo que la tierra produzca durante ese año sabático, podrán comer no sólo tú sino también tu siervo y tu sierva, el jornalero y el residente transitorio entre ustedes.” (Lev 25:2-6 NVI)
También, la Biblia dice que vamos a ser juzgados por lo que hacemos a la tierra de Dios. Es claro en toda la Biblia que Dios es el soberano de este planeta. Así tenemos que rendir cuentas por lo que hacemos a su territorio.
La naturaleza misma será testigo contra el ser humano en el juicio.
El Señor convoca a los cielos y a la tierra,
para que presencien el juicio de su pueblo … (Salmo 50:4 NVI)
Esto no es una idea aislada en una solo texto sino también se encuentra en los profetas:
Escuchen, montañas, la querella del Señor;
presten atención, firmes cimientos de la tierra;
el Señor entra en juicio contra su pueblo,
entabla un pleito contra Israel …(Miqueas 6:2 NVI)