sábado, 7 de febrero de 2009

“Creo en la profecía” 2

La tarea profética

Para creer en la profecía tenemos que preguntar, ¿cuál es la tarea profética?

Primero, la tarea es de ser portavoz de Dios, Éxodo 6-7

Segundo, la tarea es de anunciar los planes de Dios a su pueblo.

Tercero, la tarea es de investigar. Los profetas son investigadores en la Palabra de Dios para saber que dicen las Escrituras de Cristo.

Acerca de esta salvación, los profetas que profetizaron de la gracia que vendría a ustedes, diligentemente inquirieron y averiguaron, procurando saber qué persona o tiempo indicaba el Espíritu de Cristo dentro de ellos, al predecir los sufrimientos de Cristo y las glorias que seguirían. A ellos les fue revelado que no se servían a sí mismos, sino a ustedes, en estas cosas que ahora les han sido anunciadas mediante los que les predicaron el evangelio (les anunciaron las buenas nuevas) por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas a las cuales los ángeles anhelan mirar. Por tanto, preparen su entendimiento para la acción. Sean sobrios en espíritu, pongan su esperanza completamente en la gracia que se les traerá en la revelación de Jesucristo (1Pedro 1:10-13 NBLH).


 

¿Qué están investigando los profetas? Están investigado Jesús y su obra (ministerio) para nosotros. El alcance de la profecía en el Antiguo Testamento era Jesús. Las otras cosas de que hablaron sólo tenían un significado secundario en que eran apoyos para formar el contexto en que el mensaje adquiera significado y que la gente podría entenderla. También tenía que validar el mismo profeta.

El Antiguo Testamento registra otros profetas que predecían el futuro, pero estos estaban descalificados como verdaderos profetas por no estar centrados en la persona y misión de Jesús.


 

En el nuevo pacto los profetas tienen el alcance de su función definido también en 1 Corintios 14:3 donde dice: "En cambio, el que profetiza habla a los demás para edificarlos, animarlos y consolarlos." Interesante que este no incluye predecir el futuro de la gente cristiana. Si un profeta nos dice el futuro es accidental, su función primaria es de ayudarnos conocer a Dios y fortalecer nuestra confianza en Jesús y lo que el logró con su muerte y resurrección.


 

Hoy en día muchas personas han llegado a desconfiar en la profecía, la iglesia y inclusive a Dios mismo porque no vean que las profecías se cumplen. En gran parte esta desconfianza se debe a que las profecías van fuera la definición de la profecía en el Nuevo Testamento. Qué bien por un lado que la gente deje de confiar en las profecías que no nos ayuden a conocer a Cristo.