sábado, 14 de febrero de 2009

La clave para la evangelización

Todos conocemos la gran comisión de Jesús en Mateo 28:16-20. Pero esta comisión necesita ser definida si vamos a llevar a cabo esta tarea que nos dio Jesús. En el griego el único verbo que es un imperativo puntual es el hacer discípulos.

Pablo amplia el concepto de Jesús a que los nuevos deben ser capaces de enseñar a otros también. La tarea de evangelización no sólo es de conseguir "conversiones" o "decisiones" para Cristo, porque esto significaría que aunque todo el mundo se convertiría en esta generación, el cristianismo quedaría eliminado en una sola generación porque la enseñanza no sería transmitida a la siguiente generación de forma fiel.

Pero esto no es todo. Estudios de la transmisión del cristianismo indican que la gran mayoría de las conversiones ocurren por contacto familiar. Hicimos una encuesta durante de una clase de evangelización que indicaba que 90% de la gente en la iglesia donde dábamos los estudios habían sido ganados por sus familiares.

Esto significa que la evangelización en el futuro depende de la capacitación o discipulado en las iglesias. Si no capacitamos adecuadamente a los de la iglesia adultos y niños el cristianismo va a desaparecer. La capacitación en la iglesia es el clave para la evangelización. No son campañas de evangelización, ni folletos, ni programas de televisión, sino discipulado o la enseñanza en conocimiento bíblico y doctrina de la gente que es determínate para la evangelización.

En otras palabras, si no comprendemos nuestra fe en Cristo, no la podemos transmitir a otros. La fe no doctrinal no se puede transmitir. Cada cristiano debe conocer bien su doctrina o no va a realizar la tarea de evangelismo en su casa y con su familia. No hay atajos.


 

    .