viernes, 2 de julio de 2010

Unidad en diversidad 4:1-16

La unidad
Efesios 4:1-6
Este párrafo marca el cambio de la explicación de teoría a la de la práctica. La práctica de la fe cristiana está basada en lo que Cristo ha hecho por cumplir el plan de Dios. Si Jesús no hubiera hecho nada, no habría una razón de cambiar la práctica religiosa.

También es significativa la manera en que Pablo describe la relación entre lo que Cristo ha hecho, el plan de Dios, la unión de los dos pueblos y lo que hacemos ahora aquí en la tierra. Vale la pena profundizar en esta relación.

Nóten bien que el Llamado siempre viene primero. La práctica cristiana está basada en una relación ya existente con Cristo. La práctica cristiana no es presentada como una manera de iniciar o mantener una relación con Cristo.
Pablo considera que la práctica esta fundada en la unidad de todas las cosas en Cristo, y la unidad de Dios. Esta unidad es declarada en que tenemos ...

un solo cuerpo
un solo Espíritu
una misma esperanza
un Señor
una sola fe
un solo bautismo
un solo Dios y Padre de todos



Diversidad
Efesios 4:7
Cristo es la fuente de los dones espirituales.
“Pero a cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo” (Efesios 4:7).
Esta es la base de la individualidad y de la diversidad en la iglesia. Al reconocer que Dios nos ha llamado a todos los cristianos individuales con diferentes dones o capacidades. No podemos frenar la iniciativa de otros para engrandecernos a nosotros mismos. Negar la iniciativa de otros es negar que Dios nos puede dar diferentes dones.

Efesios 4:11-16
1. Apóstol
La palabra “apóstol” en griego quiere decir, “enviado”. La palabra “apóstol” tiene tres significados en el Nuevo Testamento:
1. Todos los cristianos somos apóstoles. Todos tenemos una misión.
2. En relación a personas enviadas por iglesias locales como misioneros. Bernabé es un ejemplo de esta función.
3. “Apóstoles de Jesús” comisionados específicamente por Él para entregar su evangelio a la iglesia. Tenían la tarea de escribir el Nuevo Testamento.

2. Profeta
Profeta igual que apóstol tiene varios significados en el Nuevo Testamento. El profeta que escribe en el Antiguo Testamento es uno que “estaba en el consejo del Señor”  y que “veía” la palabra de Dios que procedía de Su boca. Él tenía que comunicar la palabra tal como el Señor la había dicho. Los profetas eran “portavoces” del Señor mismo (Éxodo 6:28-7:7). John R. W. Stott dice que si los profetas de hoy tuvieran la misma inspiración que los profetas en la Biblia tendríamos que “añadir esas palabras a las Escrituras y toda la iglesia tendría que escucharlas y obedecerlas” (J. Stott, Efesios, p. 150, 1979). 

Sin embargo, Pablo dice que tenemos que juzgar a los profetas en la iglesia.

3. Evangelista
Esta es una palabra problemática también, ya que sólo aparece 3 veces en el Nuevo Testamento.

4. Pastor - Maestro
Según el griego el articulo definido no está repetida por cada función el griego indica que los dos dones se refieren a la misma persona. Cuando Pablo escribe 2 Timoteo dice que el ministro debe ser “... apto para enseñar ...” (2 Timoteo 2:24). La función primaria de un pastor es la de enseñar la Palabra de Dios.

La meta: la edificación del cuerpo de Cristo para que ministra
“El concepto de pastor en el Nuevo Testamento NO es el de una persona que guarda celosamente todo el ministerio en sus propias manos y anula toda iniciativa de los laicos, sino el de alguien que ayuda y alienta a todo el pueblo de Dios a descubrir, desarrollar y ejercitar sus dones” (J. Stott, Efesios, p. 155-156,1979).

La primer meta es que podamos ser maduros en Cristo. Esta madurez implica que ya no seamos fluctuantes como niños, llevados por las modas de doctrina que engañan con el error. La madurez es cuando todo el cuerpo esta funcionando. No hay espectadores en el cuerpo de Cristo. Cuando parte de nuestro cuerpo deja de funcionar, se esta muriendo. Lo mismo sucede en el cuerpo de la iglesia.