viernes, 21 de septiembre de 2007

Como Evangelizar

Evangelismo en el Nuevo Testamento
El Nuevo Testamento nos indica como debemos evangelizar. Primero, tenemos los cuatro evangelios, Luego tenemos los sermones de Hechos, y finalmente tenemos las Epistolas. Cada uno de estas fuentes nos indica los contenidos del evangelio, el metodo de evangelizar y las cosas que necesitamos pensar para ser creyentes en Jesús. Por el lado negativo también nos indica que no debemos incluir en el evangelio.

1. Evangelios
En los evangelios encontramos el puente en the la esperanza mesianica del Antiguo Testamento y Jesús. Esta esperanza incluye el cumplimiento de las promesas hechas a Abraham (Génesis 12:1-3), David (2 Samuel 7), la identidad del mesias en Isaías (7-12, 40-55), y la promesa de un reino (Daniel 7) nada más para menciona algunos. Sin esta relación no hubiera convencido a los judíos que Jesús fuera el Mesías.

También encontramos el testimonio de los Apostoles a la persona de Jesús. Ellos nos dicen que hizo y que dijo Jesús. Narran sus conflictos con las autoridades y el pueblo.

Los evangelios también nos dicen las enseñanzas de Jesús. Sus enseñanzas incluyen su interpretación del Antiguo Testamento, Su entendimiento de su identidad, Su visión de su misión, y Su escatología. Jesús es la autoridad de tras de todo el Nuevo Testamento.

Sin el relato de los Evangelios no podemos confiar en Jesús. Al no predicar la historia de Jesús la gente no Pueden confiar en Él. Es decir, que en lugar de confiar en él, se confian en su propia voluntad humana (arrepentimiento) que desea llegar a la felicidad y el perdon, sin pasar por Jesús. Esto es confiar en un evangelio diferente (Gálatas 1:8-9) que no puede salvarnos.
2. Hechos
Tenemos varios ejemplos de diferentes personas y de diferentes audiencias. Los ejemplos se encuentran en el libro de Hechos donde registra varios sermones evangelisticos principalmente de Pedro (2, 3, 10) y Pablo (Hch. 13, 14. 17, 21-22, 23, 24, 25-26, 28). También tenemos cambios en la audiencia: judíos (Hch 2, 3, 7), griegos (Hch. 17), gobernantes (Hch. 23, 24, 25-26), temorosos de Dios (Hch. 10) y paganos (Hch.17).

Una cosa sobre saliente que salta a la vista en Hechos es que los sermones no decía nada acerca de la persona que esta predicando. Pedro no mencion su propia persona en sus sermones. A pesar de sus buenos "testimonios" de transformación, no figura en sus sermones. La situacion de Pablo es similar.

En Hechos 17:2-3 hay un sintesis de estos sermones.
Y Pablo, entró según su costumbre, y por tres días de reposo discutió con ellos basándose en las Escrituras, explicando y presentando evidencia de que era necesario que el Cristo (el Mesías) padeciera y resucitara de entre los muertos, y diciendo: "Este Jesús, a quien yo les anuncio, es el Cristo."
Acts 17:2-3

3. Epistolas
A. Las epístolas por lo general no traten el tema de evangelismo. La Epístola que más se acerca al evangelismo es Hebreos. Las demás se suponen que sus destinatarios ya son creyentes en Jesús. Hebreos hace varios argumentos para mostrar que Jesús es superior al antiguo pacto. Es decir, que para ser cristiano uno tiene que aceptar la enseñaza de la superioridad de Jesús (el sacrificio una vez para siempre) sobre el judaismo como manera de recibir la salvación. Ya no hay, ni habrá otro sacrificio por el pecado. Mientras que una persona cree que haya otro camino para llegar a Dios aparte de Jeús, todavía no es cristiano.

B. Las otras epistolas se tratan problemas que surgieron en las iglesias por no haber entendido el evangelio o por no llevarla acabo las implicaciones de ser un seguidor de Jesús. Por una parte son la terminación del proceso de evangelización, porque aclaren los puntos que pudieron habler quedados confusios o omitidos en la presentación del evangelio.

1. Pablo registra las cosas en sus creencias que tenía que cambiar a creer en Jesús. Esto lo hacer porque todos los judíos tenía que cambiar estas mismas creencias a darse cuenta quien era Jesús. Pablo antes no pensaba que un hombre pudiera ser Dios, pero dice de Jesús que él es Dios en muchos textos (Colosenses 1:15-20; 1 Timoteo 1:16-17; 6:13-16; entre muchos otras). También dice que es posible que los gentiles llegan a ser participes de las promesas hechas a Abraham (Gálatas 3:7-9, 26-29), La ley no justifica a nadie delante de Dios (Gál 3:10-11) y Todos estamos prisioneros del pecado (Gálatas 3:22 NVI; Romanos 11:32). Estas creencias Pablo las creía antes de convertir en Cristiano y esta enseñando a otros nuevos creyentes que ellos tienen que cambiar su manera de pensar.