martes, 19 de agosto de 2008

¿Qué es un pastor/líder? La importancia del evangelio 2 Tim. 1:8-14

Lo central es el evangelio

¿Qué es un pastor/líder? La importancia del evangelio 2 Tim. 1:8-14
Pablo exhorta a Timoteo a no avergüenzarse del Evangelio, ni de Pablo mismo. Pablo no entiende el evangelio como una nublosa actividad de la iglesia. Sino el evangelio tiene una definición específica que resumen en el siguiente párrafo.

Así que no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni tampoco de mí, que por su causa soy prisionero. Al contrario, tú también, con el poder de Dios, debes soportar sufrimientos por el evangelio. Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo; y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio. De este evangelio he sido yo designado heraldo, apóstol y maestro. Por ese motivo padezco estos sufrimientos. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que he dejado a su cuidado (2Timoteo 1:8-12 NVI).


El líder cristiano está motivado en su tarea por el evangelio. Al recordar el evangelio debe recibir motivación para sufrir para la causa de Jesús. El evangelio es el plan de Dios que comenzó antes del comienzo del tiempo. Dios no tiene un plan A y un plan B por que su plan tiene una falla. El plan de Dios siempre es el evangelio. (Recomendamos que uno toma los talleres “El gran panorama divino” y “¿Qué es el evangelio?” que se encuentra en www.renuevalamente.org).

El evangelio es:
“Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo, y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyo la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio” 2 Timoteo 1:9-10.


Aquí hay cinco frases que Pablo usa para definir el evangelio. Algunos creen que esta es la definición más compacta del evangelio en el Nuevo Testamento.

nos salvó
Esta frase indica que el evangelio es la acción de Dios para salvarnos de la ira de Dios contra el pecado. Si Dios no es contra el pecado, estamos encaminados al caso.

nos llamó a una vida santa
El evangelio también es para que vivamos una vida santa. De ser salvos indica que debemos juntar al propósito de Jesús de poner el fin al pecado en nuestras vidas. No podemos ser amigos de Jesús y colaboradores con el pecado. No se puede tomar el evangelio o la salvación como una licencia para actuar en pecado.

por su propia determinación y gracia
El evangelio es únicamente por la voluntad de Dios. Es su determinación que somos salvos. La determinación de ser salvo no proviene de uno mismo. Esta frase también indica que nuestro auto-determinación es insuficiente.

antes del comienzo del tiempo
El evangelio tiene su origen en el plan de Dios que fue concebido antes que el tiempo se inició. No representa un plan B que salió porque el hombre pecó, sino era la idea inicial de Dios.

revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús
La única manera que el hombre puede conocer el evangelio es a través de Jesucristo. Todos los otros medios en que el hombre puede buscar salvación fracasaran porque Jesús es el único camino a Dios (Juan 14:6).

Este evangelio es el centro del ministerio. Este evangelio es solamente revelado por Jesucristo. Cualquier actividad religiosa de un líder que no esté centrado en el evangelio es una pérdida de tiempo comparado con nuestra participación en el plan de Dios.

Pablo define su propia tarea únicamente en relación al evangelio. Todas sus actividades de heraldo, apóstol y maestro están centradas en el evangelio de Jesucristo. Está convencida que nada más vale la pena de sus luchas y sufrimientos.

Con fe y amor en Cristo Jesús, sigue el ejemplo de la sana doctrina que de mí aprendiste. Con el poder del Espíritu Santo que vive en nosotros, cuida la preciosa enseñanza que se te ha confiado (2Timoteo 1:13-14 NVI).
Pablo no está contento con que el evangelio sólo sea la motivación, sino que Timoteo tiene la tarea de guardar el depósito que le fue entregado. Es interesante en la Reina Valera que Timoteo debe guardar la forma de las palabras que Pablo le entrego. El ministerio no es una tarea “creativa” sino uno de conservar el mensaje.
Al hablarse así de un deposito, Pablo da la idea de que el canon está cerrado, es decir, no habrá más escrituras de las que ya están escritas. No vamos a tener una revelación que va más allí a del Nuevo Testamento. Pablo expresa la misma idea en 1 Corintios 15:1-8 indicando que el evangelio fue dada originalmente por Jesús mismo. Luego fue pasado a Pablo y aquí en Timoteo indica que es el mensaje que Timoteo también debe compartir.

Esto también concuerda con lo que dice Judas 3, que el evangelio fue “entregado una vez para siempre”. Y su no hay más revelación, no hay más apóstoles y los profetas del Nuevo Testamento no agregan nada al cuerpo de doctrina cristiana.