jueves, 7 de agosto de 2008

¿Qué es un pastor

¿Qué es un pastor/líder? 2 Timoteo 1:6-8

La primera tarea que Pablo da a Timoteo es ser responsable de mantener su relación con Dios. Hay varios nombres que usamos para describir esta tarea hoy: espiritualidad, relación con Dios, pasión, etc.

Por eso te recomiendo que (1) avives la llama del don de Dios que recibiste cuando te impuse las manos. Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio. Así que no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni tampoco de mí, que por su causa soy prisionero. Al contrario, tú también, con el poder de Dios, (2) debes soportar sufrimientos por el evangelio (2Ti 1:6-8 NVI).

Primero, Pablo dice que somos responsables para mantener nuestra pasión para Dios vivo. Tenemos que conocer a nuestro Dios y mantener nuestro entusiasmo para él vivo. Si un líder no se mantiene su pasión para Dios no se puede convencer a otros de tener pasión para Dios tampoco.

Si uno no tiene pasión para Dios, llegaría a tener pasión para otros actividades y ideologías (es decir, otros dioses). Jesús lo puso claro que uno no puede servir a dos amos al mismo tiempo.

"El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz. Pero si tu visión está nublada, todo tu ser estará en oscuridad.* Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad! "Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.

(Mat 6:21-24 NVI)

Tenemos varios ejemplos de líderes que tenían dos amos en la Biblia: Saúl, Salomón y otros reyes que abandonaron al Señor para servir otros intereses. No sólo se arruinaron sus propias vidas, sino desviaron todo su pueblo (congregación o célula).

Segundo, Pablo indica que si no tenemos pasión por Cristo, no vamos a sufrir por él tampoco. Hoy muchas cristianos (?) están atrapados en el “bien estar” que incluye prosperidad, salud, éxito, influencia y poder. Pero Pablo anima a Timoteo a ser fiel en adversidad. Si Timoteo no tiene viva su pasión para el Señor, no va a poder ser fiel en la adversidad y sufrimiento. Es importante que la enseñanza cristiana incluya la enseñanza sobre el sufrir por el evangelio, porque seguro vendrán tiempos de oposición y resistencia. (1 Pedro 2:21ss)