sábado, 27 de marzo de 2010

El Método Manuscrito

(texto redactado por Jeanette Kennington).

El propósito del método manuscrito es ayudarte a ver el libro que estas estudiando con la mayor claridad posible. Entendiendo su propósito y argumento con todo sus partes.

Para esto debes tener el texto bíblico sin capítulos, versículos o encabezados ya que éstos no son parte del texto original y pueden ser agentes distractores.

Que hacemos

1. Lee el manuscrito en voz alta.
Describe como te sientas al leer la carta de la Biblia as, el positivo y el negativo. ¿Pudiste entender mejor sin los capítulos, versículos y encabezados? ¿Qué notaste?

2. Lee otra vez todo el libro.
Anota cualquier pregunta, sin tratar de encontrar la respuesta.
Anota tu primera impresión del libro.

3. Para interpretar un escrito correctamente, ¿qué necesitamos saber? Es como cuando encuentras a una carta de alguien desconocido o poco conocido. ¿Qué necesitas saber acerca el escritor y el destinatario? A veces la única fuente de información es el escrito en tus manos.
Investiga qué puedes saber acerca de autor y los destinatarios usando solamente la información que está en esta carta. Haz una lista de frases o palabras o tipos de enunciados que te ayudaron a conocer a Pablo y la situación en la que se encuentran los destinatarios.

4. Antes de analizar más ¿cuál podría ser el propósito de escribir esta carta? Esta es una aproximación preliminar a el estudio profundo.

Incisos 1 a 4 fueron una vista en general de la carta.

Ahora empezamos a ver la más de acerca.
5. Empieza a separar el libro en párrafos. Los vas a separar con una raya que va a un lado de la hoja a otra. (Un párrafo tiene que terminar con un punto. Puede haber separación de los enunciados.)

6. Escribe un titulo para cada párrafo, usando las mismas palabras que se encontraban en el párrafo (no más de 4 palabras).

7. Cuando encuentres palabras que se repiten o sinónimos, escoge un color y subráyala(s).
Haz un índice para tus colores y palabras.

8. Anota las conjunciones
Las conjunciones son palabras que enlazan ideas o palabras. Las más comunes son: aunque, como, cuando, entonces, luego, mas, menos, ni, o, pero, porque, que, si, u, y, ya

9. Anota cuantos párrafos tratan un mismo tema. A esto se le llama unidad de comunicación. Separa las unidades de comunicación con rayas dobles.
Una unidad de comunicación por definición encierra toda la comunicación de la idea. Si interpretamos un párrafo sin tomar encuentra toda la unidad de comunicación es como escuchar sólo una parte de una conversación. Podemos tal vez saber de que se trata, pero de seguro no sabríamos todo los detalles, por lo tanto podemos conseguir una impresión erróneo del tema de la conversación.

10, Ahora toma la primera unidad de comunicación, analizala y piensa en el mensaje con las observaciones, y interpretaciones. Escribe tus conclusiones la pagina blanca ala izquierda del texto

11. Haz lo mismo que No. 10 con el resto de las unidades.

12 ¿Cómo apoyan las unidades de comunicación el propósito de la carta? Si no lo apoyan, hay que buscar otro propósito.

13. ¿Qué tan importante es este libro? ¿Si no hubiera sido escrito que haría falta en la Biblia?

¿Es eso importante para ti también? ¿Por qué?

Un texto fuera de su contexto... es un buen pretexto.