martes, 18 de mayo de 2010

1 Juan

¿Soy yo? ¿Eres tú? ¿Son ellos?
En los tiempos en que el Apóstol Juan escribió sus cartas había mucha confusión acerca de quienes eran cristianos y en la practica cristiana. Hasta que algunos pensaban que podrían pecar con el cuerpo, por ser cristianos. Otros negaban la doctrina basica, por profecías y otras especulaciones. Otros se marchaban de la iglesia por la falta de pureza en la iglesia. En muchos sentidos la situación era similar a lo que tenemos hoy.

Estas preguntas son distintas a las opciones que tenemos hoy, donde preguntamos: ¿Se perdió su salvación? ¿Tiene seguridad de su salvación? En lugar de estas preguntas Juan pregunta, ¿Quién eres tu? ¿Quién soy yo? ¿Quién es tu líder?

Curiosamente Juan no hace la pregunta, ¿Cuándo recibiste a Jesús en tu corazón? ¿Sabes la fecha en que naciste de nuevo? Si no lo sabes, no eres salvo. No Juan va mucho más profundo. Obviamente, no necesitamos tener un certificado de nacimiento para probar que estamos vivos.  Aparte hay muchos que dicen ser cristianos en todas partes hoy que conducen su vidas como si no se hubiera nacido de nuevo. Estos no pasarían las pruebas que Juan pone en su carta.

Primera Epístola de Juan: Guía de lectura

Autor:
Hay semejanzas entre el Evangelio según Juan y la Primera Epístola de Juan.
Juan 16:24 y 1 Juan 1:4
Juan 12:35 y 1 Juan 2:11
Juan 13:34 y 1 Juan 3:23

El vocabulario entre el evangelio y las epístolas es similar.
1 Juan usa el mismo “nosotros” que el evangelio. Como dice Stott,
La primera persona plural se usa no sólo en los verbos que describen la experiencia histórica, sino también en los verbos que describen la proclamación de la misma. Las persona que hacen el anuncio son las personas que han tenido la experiencia. ... Son ellos cuyos ojos han visto, cuyos oídos oyeron, cuyas manos tocaron y cuyas bocas se abren para hablar. ( Stott, p. 31-32).

Por la información provisto por la carta podemos concluir que el autor fue un testigo de los eventos de la vida de Jesús y escuchaba las palabras de Jesús mismo. El autor defundía las palabras de Jesús en su predicación. Kistemaker indica que el término “anciano” era el equivalente a “apóstol” en las cartas de Pablo y Pedro. Se deriva esto desde el hecho que Juan esta con el evangelio “desde el principio” (vea Hechos 1:21-22).

La tradición nos dice que el Apóstol Juan fue pastor en Efesos hasta su muerte cercanos al año 98 d.C. (Kistemaker, p. 172).

Destinatarios:
Son personas muy cercanas al Apóstol Juan. Por eso usa términos como mis “queridos hijos mios” o “queridos hijos”. y “queridos amigos”. Para enfatizar esta relación Juan usa el pronombre “yo” para referirse a sí mismo.

No eran todos todos nuevos en la fe cristiana. Algunos eran cristianos desde el principio.

El Antiguo Testamento en 1 Juan
1 Juan 1:8 y Proverbios 28:13
1 Juan 1:9 y Deuteronomio 32:4
1 Juan 2:1 y Salmo 119:165
1 Juan 5:3 y Deuteronomio 30:11

El motivo:
Los que recibieron 1 Juan tenían muchos problemas serios en su iglesia. Los problemas eran tan graves que algunos dejaron de asistir a la iglesia. ¿Qué problemas hubieran causado tan graves problemas?

Cristología: No estaban seguros de quien era Cristo. Algunos pensaban que Jesús sólo era un hombre. Otros pensaban que sólo tenía la aparencía de un hombre (que sólo era divino). Ambas entendimientos estaban equivocados.

Moralidad: Algunos mal interpretaron la libertad que tenemos en Cristo como pretexto para pecar. Otros pensaban que los cristianos no pecaban, es decir, que no tenían pecado.

Unción: Algunos pensaban que estaban entrando en una unción mayor, es decir, que tenía un unción que les llevaba más allá de Cristo, que ya eran superiores de Jesús.

Social: Algunos pensaban que su relación era exclusivamente con Dios. Lo que pasaba con los hermanos no era importante.

Gnósticos: Los gnósticos eran un movimiento religiosos que planteaba que la salvación era por conocimiento en lugar de ser por Cristo.

Fecha:
Hay poca información acerca de la fecha en la carta. La mayoría de los eruditos ponen la fecha entre 90 y 95 después de Cristo.

Propósito:
“Estas cosas os he escrito ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios para que sepan que tienen vida eterna” (1 Juan 5:13).
Juan intenta ayudar a sus destinatarios conocer quien es de Dios y quien no. Esto es un problema difícil ya que muchos que no sabemos si somos nosotros cristianos o no, y mucho menos si otros son o no son cristianos también. Esto es vital para que uno puede tener seguridad de su propia relación con Dios o si necesita hacer otra cosa.

Por esta razón Juan menciona las cosas que “sabemos” como cristianos en 1 Juan. Para Juan es importante lo que sabemos. Tenemos certeza en lo creemos y en lo que somos:
1Jn 2:3  Y en esto sabemos que Lo hemos llegado a conocer: si guardamos Sus mandamientos.
1Jn 2:4-6  El que dice: "Yo Lo he llegado a conocer," y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él.   Pero el que guarda Su palabra, en él verdaderamente se ha perfeccionado el amor de Dios. En esto sabemos que estamos en El. El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo.
1Jn 2:18  Hijitos, es la última hora, y así como oyeron que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos. Por eso sabemos que es la última hora.
1Jn 3:2  Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando Cristo se manifieste, seremos semejantes a El, porque Lo veremos como El es.
1Jn 3:14  Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en muerte.
1Jn 3:24  El que guarda Sus mandamientos permanece en El y Dios en él. Y en esto sabemos que El permanece en nosotros: por el Espíritu que nos ha dado.
1Jn 4:13  En esto sabemos que permanecemos en El y El en nosotros: en que nos ha dado de Su Espíritu.
1Jn 5:2  En esto sabemos que amamos a los hijos de Dios: cuando amamos a Dios y guardamos Sus mandamientos.
1Jn 5:13  Estas cosas les he escrito a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.
1Jn 5:15  Y si sabemos que El nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que Le hemos hecho.
1Jn 5:18  Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no peca; sino que Aquél que nació de Dios lo guarda y el maligno no lo toca.
1Jn 5:19  Sabemos que somos de Dios, y que el mundo entero está bajo el poder del maligno.
1Jn 5:20  Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos a Aquél que es verdadero; y nosotros estamos en Aquél que es verdadero, en Su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna.


¿Cómo podemos saber si somos o no cristianos? Según John R. W. Stott Juan esta aplicando tres pruebas a nosotros para saber si somos cristianos o no. Las tres pruebas son: Doctrina, Moral y Amor. Estas pruebas están repetidas varios veces en 1 Juan. Si pasamos todas las pruebas sabremos si somos cristianos o no. Pasando las pruebas nos afirma en nuestra identidad cristiana.

A pesar de estas pruebas hay muchas personas que están inseguros acerca de que si van a estar en el cielo o no. Juan escribe para que podemos tener confianza en nuestra esperanza de estar en el cielo y seguridad en nuestra relación con Jesús.

Bosquejo y Análisis Expandido
del Primer Epístola de  Juan

1: 1-4  Preludio: Primer tema- Doctrina: la encarnación
    Jesús
Nosotros llegamos a la vida por medio de la Palabra: Jesús.
Le hemos visto, tocado y escuchado.
1: 5-2:2  Segunda tema- Moral: Andando en la Luz, y pecado y perdón
La luz y las tinieblas son incompatibles: el seguidor de Jesús no puede andar en pecado.
Un cristiano no es libre del pecado.
Siempre hay perdón disponible.
2: 3-6   Segunda tema- Moral:
        Los que le conocen, guardan sus mandamientos (los obedecen)
2: 7-11 Tercer tema- Social:
        Amar vs. Aborrecer a su hermano
        Luz vs. Tinieblas
    2: 12-14  Interludio: Razones para escribir
    2: 15-17  Preparación para la Advertencia
2: 18-27  Doctrina: Niegan el Hijo
Cuando uno busca más unción que Cristo, esta negando Cristo.
2: 28-3:10 Moral: Justicia y los hijos de Dios
3: 11-18  Social: que nos amemos unos a otros 
    3: 19-24 Seguridad y el corazón que condena
4:1-6  Doctrina: Encarnación-Espíritu de verdad o espíritu de error
¿Cómo se puede distinguir entre la verdad y la mentira acerca de Jesús en la voz de los líderes? ¿Cómo se puede saber si un líder es cristiano o no? Juan da criteria para discernir entre los que son cristianos y los que no son. Juan llega a esta conclusión porque hay Antí-Cristos ya en el mundo.
Los cristianos creen que Cristo vino en la carne (1 Juan 4:2).
Si uno habla del mundo, es del mundo: Si uno habla de Dios, es de Dios (1 Juan 4:5).
Líderes Cristianos tienen una audiencia cristiana. Otros cristianos los escuchen (1 Juan 4:6).
4: 7-12 Social: Amor
Es difícil amar a Dios a quien jamás hemos visto. Pero Nuestro amor por Dios es manifiesto en que amamos a su pueblo.
4: 13-21 Combinación de doctrina y social
5: 1-5 Combinación de doctrina, moral y social
    5: 6-12 Tres testigos: el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo. La trinidad esta presente desde las páginas del Nuevo Testamento.

    5: 13-17 Nuestra confianza
5: 18-21 Tres afirmaciones y exhortación de conclusión
    1. Sabemos: “el que ha nacido de Dios no peca sino que aquel que nació de Dios le guarda y el maligno no le toca”.
    2. Sabemos: “somos de Dios y que todo el mundo esta bajo el poder del maligno”.
    3. Sabemos: “El Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento a fin de que conozcamos al que es verdadero y nosotros estamos en aquel que es verdadero, en su Hijo Jesucristo.”

Conclusión:
Para que uno sea considerado como cristiano DOCTRINA tiene que creer  que Jesús, el hombre, es Dios encarnado (la Luz que vino a este mundo). ÉTICA No podemos decir que seamos perfecto (sin pecado, 1 Juan 1:8). No podemos abrazar a Jesús y practicar continuamente el pecado (1 Juan 3: x). No estamos constantemente buscando “novedades” o como Juan lo llama “unción” porque la unción que tenemos la de Jesús (1 Juan 2:x).  No estamos preocupados de las cosas de este mundo, como es la prosperidad, la fama, aun la salud porque las cosas de Dios no son de este mundo (1 Juan 4:6). AMOR Tenemos que amarnos los unos a los otros cristianos. Tenemos una relación con nuestros hermanos.

Bibliografía
Gordon Fee y Douglas Stuart, How to Read the Biblia Book by book, Zondervan, Simón Kistemaker, 1-3 Juan, Comentario al Nuevo Testamento, El Faro.
John R. W. Stott, The Epistles of Juan, IVP.