lunes, 30 de agosto de 2010

Guía de lectura: 2 Tesalonicenses

Una guía de lectura: 2 Tesalonicenses

Antes de comenzar ...
En Romanos 10 Pablo hace la pregunta, “¿Cómo va a creer si no han oído? Esto nos lleva a una segunda pregunta, ¿Qué sucede a las personas que rechacen creer en el evangelio de Jesucristo ahora? ¿Qué diferencia hace una creencia? ¿Tiene consecuencias lo que creemos?

Muchas personas piensan que lo importante solo es de creer en algo. Puede creer en cualquier religión o ideología.  Pero ¿Qué consecuencias hay en creer equivocadamente?

2 Tesalonicenses esta escrito un poco después de 1 Tesalonicenses. Aparentemente la situación de los Tesalonicenses había empeorado y sus dudas en seguir a Cristo en condiciones de persecución habían aumentado. Esta carta responde a esta situación de deteriorada.

Salutación, acción de gracias y oración (2 Tes. 1:1-12)
Pablo empieza la carta dando gracias por la fe de los Tesalonicenses a pesar que están sufriendo.

Luego expresa la idea de que los que sufren por la causa de Cristo van a alcanzar descanso, mientras los que causan el sufrimiento de los creyentes van a ser juzgados (2 Tes. 1:6-10).

En 11-12 ora por la fidelidad de ellos frente a la oposición que han topado.

Las consecuencias de incredulidad (2 Tes. 2:1-12)
Esto es la sección más importante de la epístola. Creo que a todos nos pasa la pregunta, ¿Qué me pasaría si no fuera yo cristiano? ¿Habrá alguna diferencia? Pablo responde a esta pregunta aquí.

Pablo se preocupa de que los Tesalonicenses van a ser engañados por los enemigos de Cristo. El engaño especifico es el decir que ya llegó el día del Señor, o que el Cristo ha vendido la segunda vez.  Pablo plantea que los que se oponen al Dios van estar presentes en un creciente oposición, hasta incluso pretender ser Dios (2 Tes. 2:4). “El misterio de la maldad ya esta ejerciendo su poder ...” en el mundo (2 Tes. 2:7).

¿Cuál el propósito de Dios en permitir estos engaños? Los engaños son parte del castigo o juicio contra el rechazo de creer en Jesús.  “... de no creyeron en la verdad, sino se deleitaron en el mal” (2 Tes. 2:12). Si uno no cree en Jesús tiene el castigo de creer en la mentira. Esto impacta toda la vida de las personas.

Respuesta a la enseñanza equivocada (2 Tes. 2:13-17)
En contraste Pablo afirma su salvación,
Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos hermanos por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. Para esto Dios les llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo (2 Tes. 2:13-14).
Y pide que “sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas” de Pablo. Pide a Dios que nos mantenga firme en la esperanza y consuelo eterno.

Pablo pide para la extensión del evangelio (2 Tes. 3:1-5)
Pablo tiene celo para que el evangelio se extiende más y más. Pero también esta preocupado que los creyentes sean fieles a la enseñanza que él los dejo.

Exhortación a que trabajan (2 Tes. 3:6-15)
La creencia equivocada en este caso esta acerca de la segunda venida de Jesús.

El impacto en la vida diaria de no creer correctamente acerca de la segunda venida era que se pusieron ociosos en la vida. Así en ambas epístolas Pablo exhorta la gente a trabajar con sus propias manos. El pagar sus propias cargas según Pablo es una demostración de amor para los demás. Pablo menciona que él mismo es un ejemplo de como debe responsabilizarse uno por sostenerse en esta vida.

La despedida (2 Tes. 3:16-18)
Gordon Fee, “1 Tesalonicenses” en How to Read the Bible Book by Book, Zondervan.
Michael Martin, 1 & 2 Thessalonians, Broadman & Holman.

I. Howard Marshall, "Tesalonicenses", New Dictionary of Biblical Theology, IVP.
R. W. Stott, The Message of 1 and 2 Thessalonians, IVP.
Geoffrey B. Wilson, 1 & 2 Thessalonians, Baker.