martes, 30 de agosto de 2011

1 Timoteo: una guía de lectura

1 Timoteo: una guía de lectura

Esta carta esta entre las últimas cartas de Pablo. Pablo escribe una guía administrativa de la iglesia a Timoteo que era un pastor joven en Éfeso (1 Timoteo 6:21). Pablo no escribe una carta privada a Timoteo, sino una carta pública que contiene instrucciones para toda la iglesia.

Al escribir Pablo esta libre después de haber estado encarcelado (Filipenses 1:13; 2:23-24).  No tiene la idea de ir en persona a la iglesia de Timoteo.

Esta escrito en 62 o 63 cuando Nerón era el Cesar. Nerón era Cesar de 56 hasta 68 cuando fue declarado enemigo del imperio. Esto es notorio ya que Pablo les instruye a orar por los gobernantes (1 Timoteo 2:1-5). También iba a ser Nerón que manda ejecutar a Pablo.

La iglesia de Éfeso donde pastorea Timoteo es una de las más difíciles porque todas las “nuevas enseñanzas” de moda llegan allí.

Bosquejo:
Saludo (1 Timoteo 1:1-2)
    1. Los falsos maestros (1 Timoteo 1:3-20)
La comunidad (1 Timoteo 2:1-15)
Los dirigentes de la iglesia (1 Timoteo 3:1-13)
El propósito de la carta   (1 Timoteo 3:14-4:5)
    2. Los falsos maestros (1 Timoteo 4:6-16)
Las viudas, ancianos y esclavos (1 Timoteo 5:1-6:2b)
    3. Los falsos maestros (1 Timoteo 6:2c-10)
Encomienda final (1 Timoteo 6:11-20

Exposición:

Saludo:
Pablo se identifica como “apóstol” al principio de la carta. Esto claramente esta relacionado con lo que Pablo desea lograr con esta carta. Pablo quiere establecer orden en la iglesia. Esto requiere autoridad comisionado por Jesús mismo. Pablo también estableció que no debemos ir más allá de lo que esta escrito (1 Corintios 4:6). Los falsos maestros siempre agregan o quitan algo de lo que está escrito.

1. Los falsos maestros:
La primera ocupación de Pablo es que se predica la sana doctrina. No quería que algunos enseñara diferente doctrina (1 Timoteo 1:3-11 ver Gálatas 1:8-9).  Hoy también vemos muchos variaciones (diferencias) en la enseñanza cristiana. Nuestra disposición a escuchar lo novedoso nos quita de la esencia de nuestra fe.

a. Genealogías y leyendas
La mala doctrina se caracterizaba por: “genealogías y leyendas”. Esto se refiere a la enseñanza “fantástica”. El ejemplo más cercano estaba en la misma ciudad de Éfeso que tenía el mito de Artemisa (griego) o Diana (latín), la diosa de la ciudad de Éfeso, cuya imagen había descendido del cielo. Ella tenía muchos poderes y hacia la vida más fácil para sus seguidores. También tenía la idea que eran sus descendientes o que procedieron de ella.  Aunque, estas relatos de Diana no tenían nada que ver con la historia humana.

La característica sobre saliente del cristianismo es que es una religión histórica. Nuestros creencias son cosas que ocurrieron dentro de la historia: nacimiento virginal de Jesús, la resurrección, el éxodo, los muros de Jericó cayeron, Jesús caminó sobre el agua, Jesús sanó la gente.

Cuando nosotros hacemos la Biblia “fantástica” estamos cayendo en el mismo error. Cuando decimos que la historia no es importante, sino que el poder que Dios nos ha dado es lo significativo. Ya no es Jesús sino nosotros que somos el centro.  De vez en cuando escucho enseñanzas “fantásticas”.  Por ejemplo, “No es tan importante que Jesús hizo en la historia sino lo que esta haciendo hoy, transformándonos”. 

b. El uso de la ley
Una segunda clase de error toca el uso de la ley. Estas falsos maestros consideraba a si mismos como “justos” ante Dios. En otras palabras eran orgullosos (Habacuc 2:4) y usaban la ley para mostrar su justicia. Esto es fuera del propósito de la ley (Gálatas 3:11). En cambio, la justificación es un don de Dios (Romanos 10:3).

La ley esta diseñada para este clase de gente que oponen a la sana doctrina, es decir, Cristo.

Pablo se vio a si mismo no como el resultado de su propia esfuerzo, sino de la gracia de Dios. Se consideraba a si mismo como un pecador (Ve Filipenses 3).

El evangelio consiste en que Dios salva a pecadores.

La comunidad (1 Timoteo 2:1-15)
La oración.
Orar para que todos los hombres tengamos paz y para que vengan al conocimiento de la verdad y sean salvos. La iglesia no es elitista, es para todos(2:6). Podemos orar de esta manera porque Jesús hombre es el único mediador entre Dios y los hombres.

La participación de la mujer

Hay mucho debate hoy y contrastes en como los cristianos enfrontan como debe participar la mujer en la iglesia cristiana. Unos dicen que la prohibición de Pablo es la Palabra de Dios y debe ser obedecido tal cual.

Pero hay varias cosas que se debe tomar en cuenta: Las mujeres si participaron en el ministerio en la iglesia del Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento dice que no hay diferencia entre el hombre y la mujer (Gálatas 3:29). Las mujeres profetizaron en las iglesias del Nuevo Testamento. También hay mujeres que enseñaron a los hombres en el Nuevo Testamento como Priscila quien enseñó a Apolos (Hechos 18:26).

La mujer también debe tener una actitud de sumisión (y los hombres también Efesios 5:21). La participación de todos debe tener una armonía.

Estaban en una cultura donde no se enseñaba a la mujer a leer. Las mujeres y los hombres estaban separados en la sinagoga. Había un velo o cortina que separaba los hombre de las mujeres. Si una mujer iba a participar en un culto hubiera creado mucha confusión en el culto. En generalmente los hombres no podrían ver a las mujeres que estaban en el culto de la sinagoga. En otras palabras si una mujer iba a hablar tendría que interrumpir en el salón de los hombres.  

Más significativo es la frase que habla de Eva. Eva alteró la palabra de Dios y sustituyó otras palabras influenciadas por Satanás.  Y ella influenció a Adan.  Pablo puede estar diciendo que no se puede agregar especulaciones a las palabras de Dios como Eva agregó.  

No pretendo resolver todas las dudas en cuanto a la participación de la mujer en el culto. Hay varios recursos para ayudarnos. Catalina de Padilla dio una ponencia sobre la mujer en la iglesia en CLADE 4 y Bonnidel Clouse y Robert G. Clouse, Mujeres en el ministerio: cuatro puntos de vista, CLIE, 2005 son excelentes fuentes para la investigación del tema.

Los dirigentes de la iglesia (1 Timoteo 3:1-13)
Cada comunidad (iglesia) tiene gente de liderazgo para que la comunidad funciona. Pablo no esta en contra de liderazgo. Nada más ve que el liderazgo tiene que llenar un perfil. No todos somos líderes. Pero existe requisitos y funciones que el liderazgo de la iglesia tiene que llenar.

Las palabras “obispo, anciano y pastor se refieren al mismo oficio en el Nuevo Testamento. Pablo esta exponiendo los requisitos para estar a cargo de una congregación.

Los ayudantes también tiene que llenar requisitos similares.

Pablo ve la importancia de tener una buena administración de la iglesia. Requiere los mejores hombres para que no sea desacreditada.

El propósito de la carta   (1 Timoteo 3:14-4:5)
Esta carta esta escrito para que uno sepa como conducirse en la casa (iglesia) del Señor. La iglesia es el columna y fundamento de la verdad.

Pablo pone un pequeño credo (doctrina) en medio de esta carta que expresa el punto central del culto cristiano. Es importante que siempre estemos conscientes de objeto de nuestra adoración...Cristo.


El se manifestó como hombre;
fue vindicado por el Espíritu,
visto por los ángeles,
proclamado entre las naciones
creído en el mundo,
recibido en gloria.
(1 Timoteo 3:16)

Esto es un resumen del Evangelio o de la doctrina cristiana. Cuando hay personas que menosprecian la doctrina están menospreciando lo que Jesús hizo por nosotros y sobre-evaluando lo que ellos mismos hacen (la practica). Están pasando del evangelio a la ley, de cristianismo a humanismo, de cristianismo a Kantianismo, de creyente en Cristo a un creyente en si mismo. (White Horse Inn sobre doctrina y vida en ingles.).

Los falsos maestros 2 (1 Timoteo 4:6-16)

Esta sección vuelve a los problemas de la doctrina o enseñanza en la congregación.  Marca con más precisión la enseñanza falsa que estaba corriente en la iglesia que Timoteo estaba pastoreando. También en esta segunda sección “contra falsos maestros” es muy parecidos a nuestros falsos maestros hoy.

“El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos algunos van a abandonar la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas” (1 Timoteo 4:1).

Claramente hay mucho peligro en la iglesia de estar engañado por “inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas” (1 Timoteo 4:1). Una fuente de la falsa enseñanza son las “revelaciones” y “profecías” que dan en nombre de Dios que no estén fundamentados en las Escrituras.

Para contra estar estas cosas Pablo propone que uno abandona las prácticas ascéticas (la doctrina filosófica y religiosa que busca purificar el espíritu por medio de la negación de los placeres materiales. wikipedia) y que se da cuenta que Dios ha creado los alimentos para los creyentes lo comen de todo. Jesús pronunció todo “limpio” y en Hechos 10 también tenemos la declaración de que todos los alimentos son limpios. Entonces uno de los errores que se enseñan los falsos es que las cosas ha creado no son buenos.

Si uno va a ser un buen maestro cristiano debe rechazar las leyendas profanas y los mitos, es decir, ser un cristiano fantástico. La enseñanza de una vida fantástica debe ser rechazado. No es una manera sana de comunicar la fe en Jesús.

En contraste el buen pastor-maestro en la iglesia debe nutrir “con las verdades de la fe y de la buena enseñanza que paso a paso has seguido¨ (1 Timoteo 4:6). Esto contrasta con los métodos de los falsos.

El buen pastor-maestro debe practicar su fe (ejercítate en la piedad) y no tenerlo sólo en el conocimiento. La enseñanza tiene que ser respaldado por la vida.

“Qué nadie te menosprecie por ser joven” (1 Timoteo 4:12) es un comentario en la cultura de aquel tiempo. era costumbre de ser joven hasta los 40 años cuando uno pasaba a ser adulto. En nuestra mundo actual ser adulto es cuando uno puede tomar el alcohol y votar. Pablo había advertido contra el liderazgo novato en la iglesia también. Timoteo tenía 38 o 39 años cuando recibió esta carta.

El pastor-maestro debe ser un ejemplo a seguir en toda su vida: forma de hablar, conducta, amor, fe y pureza.

“... dedícate a la lectura pública de las Escrituras, y enseñar y animar a los hermanos.” (1 Timoteo 4:13). Esto es el resumen positivo de como funciona el ministro de Dios. Muchas veces hoy ni leemos las Escrituras en la reunión de la congregación. Pasamos todo el tiempo cantando y Pablo ni siquiera menciona el canto aquí. No estoy diciendo que no debemos cantar. Pero hemos ido a otro extremo.

Si uno preservar en estas actividades, “... porque así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen” (1 Timoteo 4:16).

¿Cómo debe cuidar la iglesia a su gente?
Las viudas, ancianos y esclavos (1 Timoteo 5:1-16)
En una comunidad uno tiene toda clase de personas. Pablo en esta sección define la relación que debemos tener con gente que no se pueden valerse por si mismos. La iglesia no cuida gente que pueden valerse por si mismos o que tenga familiares que les pueden cuidar. También la gente que no tenga 60 años no reciben ayuda. Pablo busca minimizar la gente a cargo de la iglesia. Esto contrasta con los muchos programas de asistencialismo que sostiene la iglesia hoy.

El sostén de los que sirven
(1 Timoteo 5:17-20)
Pablo ve que la iglesia debe sostener a sus ministros. Indica que lo es correcto recibir apoyo económico de los que reciben la enseñanza de la iglesia. El pastor puede tener hasta un doble honra, es decir, un doble salario. “Honra” es la raíz de la palabra honorario.

Jesús dijo si la gente no te reciben (dar hospedaje, alimento y sostén) uno debe abandonar y maldecir a su pueblo y ir a otro (Mateo 10:1,9-14; Marcos 6:7-13; Lucas 9:1,3-5). También Jesús indica que uno no debe andar de casa en casa buscando su sustento (Lucas 10:7) Si llevamos esta idea a la iglesia o ministerio de hoy, si los que te reciben no te sostiene debes ir a otros para ministrar.

También el ministro esta obligado a proveer económicamente por su familia. Si no lo hace es llamado peor que un infiel (1 Timoteo 5:8).

“¿Qué soldado presta servicio militar pagándose sus propios gastos? ¿Qué agricultor planta un viñedo y no come de sus uvas? ¿Qué pastor cuida un rebaño y no toma de la leche que ordeña?” (1 Corintios 9:7). “No le pongas bozal al buey que esté trillando” (1 Timoteo 5:18; 1 Corintios 9:9) y “El trabajador merece que se le pague su salario” (1 Timoteo 5:18; Lucas 10:7).

Pablo encarga a Timoteo que estas instrucciones sean aplicados en el ministerio (1 Timoteo 5:21)

La selección de nuevos líderes (1 Timoteo 5:22)
No se debe escoger nuevos líderes apresuradamente.

Los pecados y las buenas obras no siempre son visibles (1 Timoteo 5:24-25).

Amos y esclavos creyentes (1 Timoteo 6:1-2)

3. Los falsos maestros (1 Timoteo 6:2c-10)
Los falsos que no entienden piensan que la religión sólo es un medio de conseguir ganancias (prosperidad). Los que reciben mayores ganancias son los que son contentos con lo que tienen. Los que buscan enriquecerse se vuelven esclavos de sus deseos. Y el amor al dinero es la raíz de muchos males. El cristianismo autentico no promueve la codicia. Así descarta Pablo el evangelio de prosperidad.

Encomienda final (1 Timoteo 6:11-20)
Pablo hace un solemne encargo a Timoteo que tenga una conducta intachable. También le encarga a que se cumple todas las instrucciones de esta carta.

Al único y bendito Soberano, Rey de Reyes y Señor de Señores, al único inmortal, que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver, a él sea el honor y el poder eternamente. Amen (1 Timoteo 6:15)

Una última instrucción a como manejar a los ricos. “Mándales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen” (1Timoteo 618).

Timoteo, ¡Cuida bien lo que se te ha confiado! Evita las discusiones profanas e inútiles, y los argumentos de la falsa ciencia. Algunos por abrazarla, se han desviado de la fe” (1 Timoteo 6:20-21).

Conclusiones:
La enseñanza de la doctrina es muy importante para Pablo y nosotros hoy en día. Si no comprendemos los detalles de nuestra fe, no podemos compartirla con otras personas. Las enseñanzas falsas siempre son una amenaza a la fe en Cristo Jesús.
El sostén de los cristianos incluyendo a los pastores es de mucha importancia para no desacreditar la fe en Cristo.
Pablo muestra una preocupación para el nuevo liderazgo en la iglesia. Pero no debemos escoger los líderes apresuradamente. Es más importante seleccionar personas de buen testimonio y madurez.

Bibliografía:
Gordon Fee y Douglas Stuart, Como leer la Biblia libro por libro, Mundo Hispano.
Donald Guthrie, The Pastoral Epistles, IVP.
Guillermo Hendricksen, 1 Timoteo, Libros de desafío.
Michael Horton, http://www.whitehorseinn.org/blog/2011/07/03/whi-1056-doctrine-life/.