martes, 29 de noviembre de 2011

Tito: una guía de lectura

Tito: una guía de lectura

Presentación:

Esta carta esta escrito casi al final de la vida de Pablo entre 62 y 63 d. C. Pablo tiene la meta de hacer que la iglesia continua después de su muerte. Necesita levanta misiones en todas partes que pueden continuar.

Tito es un libro como las cartas a Timoteo que busca establecer “orden” en las iglesias. Como todos se pueden dar cuenta ver la es muy complicado dirigir una iglesia. Las cartas a Timoteo y Tito son para personas encargadas de la dirección de una comunidad cristiana o una iglesia.

A diferencia de 1 Timoteo, Tito esta escrito a un pastor donde no había una iglesia previa. 1 Timoteo estaba escrito a una iglesia que ya existía por más de 10 años.

También estas cartas están escritos cerca de la muerte de Pablo como 1 y 2 de Pedro y 1, 2 y 3 de Juan, Judas y Santiago son cercanos a la muerte de estos líderes cristianos. Estas cartas se enfocan en lo que estos líderes pensaban era la esencia de la fe cristiana.

Pablo envió a Tito a la misión para establecer orden en la iglesia de Creta, una isla al sur de Atenas.

Hay tres tipos de información en la carta: 1. Lo que los cristianos creemos, 2. Lo que Tito debe hacer en la iglesia de Creta. 3. Advertencias.

Bosquejo:

Salutación (Tito 1:1-3)
La tarea de Tito (Tito 1:4-16)
Lo que se debe enseñar (Tito 2:1-15)
La conducta de un creyente (Tito 3:1-11)
Instrucciones personales y saludos finales (Tito 3:12-15)

Exposición:

Salutación (Tito 1:1-3)
Inserto de doctrina: Nuestra esperanza es la vida eterna, la cual Dios, que no miente, ya había prometido antes de la fundación de la creación. ahora a su debido tiempo, ha cumplido esta promesa mediante la predicación que se me ha confiado por orden de Dios nuestro Salvador (Tito 1:2-3).
La tarea de Tito (Tito 1:4-16)
Pablo manda Tito para establecer orden en la iglesia. El problema en la iglesia es el liderazgo. La falta de líderes resulta en que la falsa enseñanza se va en aumento. Esto esta resuelto en dos acciones que Tito ha de tomar. Primero, tiene que establecer el liderazgo en la iglesia por el nombramiento de “ancianos”. Los requicitos son de que los líderes deben tener cierta madurez en sus personas, es decir, que sean intachables, como reflejado en la conducta de sus familias.
Los líderes (ancianos) también debe ser capaces de enseñar la “sana doctrina”. Hoy vivimos en un tiempo donde se desprecian la doctrina. Esto abre la puerta a los falsos. Ciertamente esto describe la situación hoy en día.
Segundo, es la tarea de enfrontar los falsos y “taparles la boca”. Cuando se pierde el balance en el liderazgo en la iglesia se desata muchos males. La consecuencia de la falta de líderes capaces es la promulgación de de la falsa doctrina y practicas de charlatanes y engañadores  Esto tiene la consecuencia de “arruinar” vidas (Tito 1:11). Así vemos la importancia de la formación de líderes.

Lo que se debe enseñar (Tito 2:1-15)
Pablo esta preocupado con toda la iglesia no solo el liderazgo. La base de lo que sucede en la iglesia es la “sana doctrina”. Cuando esta se predica los diferentes aspectos de la iglesia funcionan correctamente.
Ancianos y ancianas; jóvenes y esclavos cumplen sus deberes.
Inserto de doctrina: Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. El se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien (Tito 2:11-14).
“Esto es lo que debes enseñar” (Tito 2:15).
La conducta de un creyente (Tito 3:1-11)
Aquí tenemos una exhortación a sumisión a las autoridades civiles y luega una exhortación a buenas obras.
Inserto de doctrina: “En otro tiempo también nosotros éramos necios y desobedientes. Estábamos descarriados y éramos esclavos de todo género de pasiones y placeres. Vivíamos en la malicia y en la envidia. Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros.4 Pero cuando se manifestaron la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador,5 él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo,6 el cual fue derramado abundantemente sobre nosotros por medio de Jesucristo nuestro Salvador.7 Así lo hizo para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos que abrigan la esperanza de recibir la vida eterna” (Tito 3:3-8).
En seguida hace la afirmación de que este mensaje es digno de confianza. Es decir que el evangelio es verdad.
Luego continua con otra exhortación de evitar “necias controversias” que no son de provecho.

Instrucciones personales y saludos finales (Tito 3:12-15)
La carta termina con instrucciones acerca de detalles de la vida de Pablo, Tito y otros que les iban a ver. También hay una nota de que deben aprender también en como realizar el trabajo en la misión de Jesús y no llevar una vida inútil.

Observaciones sobre los “Insertos de doctrina”
Indican claramente que Jesús es Salvador y Dios.
Indican que todos somos pecadores sin esperanza aparte de Jesús.
Indican que el plan de Dios fue concebido antes de la creación del mundo.
La salvación fue prometido en el Antiguo Testamento.
La salvación es obra del Espíritu Santo.
La justificación es el resultado de la gracia.
Nuestra esperanza es de recibir la vida eterna y ser coheredero con Cristo.
No dice lo que tenemos que hacer nosotros, sólo lo que hizo Jesucristo.

Bibliografía
David F. Burt, ¿Por qué necesitamos pastores?, Andamio.
David F. Burt, Adornando la doctrina de Dios, Andamio.
Gordon Fee y Douglas Stuart, “Tito” en Cómo leer la Biblia libro por libro, Vida.
Guillermo Hendricksen, “Tito” en Comentario al Nuevo Testamento, Libros de desafío.