lunes, 21 de diciembre de 2015

LA VENIDA DEL SEÑOR JESÚS

ADVIENTO. LA VENIDA DEL SEÑOR JESÚS
Por Eugenio Torres Rivera
Iglesia: Principe de Paz
San Nicolas de los Garza, Nuevo León

La Genealogía de Jesús
El evangelio de San Mateo empieza con la genealogía, por cierto, con personajes cuya historia es bien clara. 

Pero cuando uno lee la genealogía, bien puede preguntarse ¿y qué tiene que ver la genealogía con nosotros? ¿Qué puedo aprender de un libro genealógico de un judío nacido y muerto hace alrededor de 2000 años?

La Biblia es bien clara al respecto. Dios, como creador del ser humano, no hace caso omiso del carácter ni de la personalidad ni de los rasgos éticos de nadie, sean importantes o personas comunes y corrientes. 

Veamos algunos ejemplos. David. Segundo rey de Israel, amó a Dios, le sirvió, pero fue adúltero y asesino, además de haber sido un padre muy permisivo. 

Abraham mintió acerca de quién era su esposa con el fin de procurar su seguridad física. Falto de carácter, aceptó como madre de su primer hijo, Ismael, por hacerle caso a su manipuladora y chismosa esposa, Sara. 
Isaac, un esposo obediente de Rebeca. 
Jacob, mentiroso y tramposo, ladrón de bendiciones. 
Judá, falto de honor, embarazó a su nuera por argucias de ella a fin de tener un hijo del clan de Judá. 
Rahab, prostituta de la ciudad de Jericó. Junto con Tamar, nuera de Judá, es de otra etnia. Rut, moabita, etnia indeseada y rechazada por las leyes del pueblo judío, debido a que son descendientes de una relación incestuosa, entre Lot y sus hijas. 
Salomón, hijo de David, de una mujer adúltera y un padre asesino. Él también era idolatró y adultero. 

Conclusiones de la genealogía de Jesús
Tenemos, así, antecesores malvados, adúlteros, asesinos, ladrones, transas, incestuosos, y practicantes de prostitución. 
¿Qué nos dice la genealogía? 
1. Que Dios no hace distinción de personas. 
2. Dios tiene propósitos globales y en ellos involucra a toda etnia. 
3. Dios acepta a quienes deciden unirse a su pueblo, pasando por alto sus historias, por más tórridas y sórdidas historias o negros pasados. 
4. Dios limpia, en Cristo, el pasado e inicia con él una nueva relación con miras a seguir sus planes a futuro para implantar el reino de los cielos en este planeta tierra. 

I. NACIMIENTO DE CRISTO
Damos paso al pasaje de Mateo 1:18-25
18El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

Precisemos que Mateo destaca la importancia del nacimiento de Cristo, no de su origen. 

Ponga atención. Al leer la genealogía del Señor Jesús se habla de que alguien engendró a alguien, pero al llegar al Señor Jesús, nadie lo engendra, es decir, él no es engendrado por persona alguna. 

Al engendrar Abraham a Isaac tenemos la naturaleza pecaminosa en acción y transmisión de la naturaleza caída en pecado.

Nótese, no estoy hablando de un pecado original transmitido al tener relaciones íntimas. Estoy destacando la naturaleza caída del ser humano y cómo al tener hijos los damos a luz en un mundo caído, pero al tenerlos no les transmitimos pecado y sus consecuencias. 

La Escritura afirma que no se transmiten pecados y culpas, sino que el pecado es personal. Dice a la letra: «El alma (la persona) que pecare, ésa morirá». El pecado es personal y sus consecuencias también. 

Claro, el pecado trasciende, porque un adicto puede afectar a su descendencia, así como un ladrón o asesino o adúltero, daña a otros. 

El meollo es que al engendrar se imparte un ADN, una herencia biológica, junto con una tendencia a salud o enfermedad. 

Pero en la narración del nacimiento del Señor Jesús se rompe eso de «José engendró a Jesús».

Tenía que ser así, a fin de que el 2o Adán. En el relato del nacimiento de Cristo tenemos «engendró... Engendró... Engendró, pero al llegar a él, se quiebra el término y entonces dice: «el nacimiento de Cristo fue así….»

Su nacimiento tiene un origen espiritual y divino. En su persona tenemos la creación original, sin pecado, Santa, pura y limpia. 

Tenemos aquí cómo era Adán en un inicio, desde su humanidad, pero no es igual, porque él no era ni eterno, ni Dios. 

Cristo es humano, pero es divino. Tenemos que hacer hincapié en que ni el Nuevo Testamento, ni el evangelio dicen que el Padre tuvo una relación sexual con la virgen María. Aclaración para los que profesan otra fe.

Aclaramos también la naturaleza de Cristo: es Dios. Es hombre.

Arrianismo, docetas, monofisistas... Y otras herejías son rebatidas por todo el Nuevo Testamento y La Biblia entera.  

Si significado para nosotros. Dios viene al hombre para redimirlo desde su caída.

Dios viene al hombre hasta su pobreza y miseria para, con la miseria que él asume como propia, enriquecer al hombre con sus bendiciones y sacarlo de su postración al concederle su misericordia. 

Dios expresa su amor al hacerse hombre en Cristo. Participa la totalidad de la divinidad de Dios al llegar a nosotros. Su Santo Espíritu, el Padre y el Hijo. 

Asimismo la totalidad de su amor se expresan en plenitud humana, para la plenitud de la humanidad, tanto para el individuo, como para la familia. 

II. CONFLICTO ÉTICO, Y SALVACIÓN
19José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Conflicto ético resuelto desde los propósitos divinos. María no se merece castigo, ni la desacreditación ni mucho menos la mala fama o la condena social o religiosa. 

No temas, le dijo a José el ángel, pero este «no temas es diferente a los recibidos por María, Abraham y otros. Aquí es una invitación a aceptar la intervención de Dios en la concepción de Jesús, el niño que está por nacer.  

El conflicto ético se resuelve mediante la fe y la recepción del mensaje del ángel como verdad de Dios. 

Su nombre, Jesús, es un nombre global, mundial, internacional, multi-étnico. 

Su nombre, cuyo significado es «Salvador» implica su naturaleza como persona y sus alcances globales redentores. 

«Salvador» se llama. Entonces significa que él es quien labora, lleva a cabo la redención del hombre. 

Visto así, es tanto sacerdote, como ofrenda aceptables por Dios. Así, toda la salvación, vista desde todos los ángulos, es obra de Dios, en su totalidad y el hombre no es sino alguien bendecido por gracia, misericordia y soberanía de Dios, sin que dependa, el hombre, de sus propias capacidades para lograr los beneficios de Dios en su favor. 

Todo, en Cristo, es iniciativa de Dios, amorosa, compasiva, tierna y misericordiosa, para el hombre. 

«...porque él salvará a su pueblo de sus pecados...» Pregunto: ¿quién es este pueblo? Pregunto otra vez: ¿quién es este pueblo? ¿Se refiere a la etnia que vivía en la Palestina de ese tiempo? ¿«Este pueblo se refiere a los judíos contemporáneos del Señor Jesús o abarca al pueblo de Dios mencionado por la Epístola de Pedro, la iglesia de Dios en todo el mundo? 

Pregunto desde otro ángulo. ¿Es la iglesia de hoy, en todo el mundo, «pueblo de Dios? ¿Son pueblo de Dios, los redimidos, los salvados por este salvador? ¿Este salvador tiene un pueblo de Dios, la iglesia y este pueblo de Dios está esparcido por todo el mundo? 

¡Claro que sí! 1 Pedro 2:9Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. 

Hoy somos salvos por Cristo, por el Señor Jesús, y somos de su pueblo, a quien vino a salvar.

¿De qué, de nuestros pecados. 
NUESTROS PECADOS: Asesinos, adúlteros, chismosos, envidiosos, ladrones, mentirosos, traidores, tragones... Bueno ese es un pecado no venial ni capital de ningún estado o país. Infieles, idólatras, inmorales, desleales, incoherentes e incongruentes, hipócritas... ¡Somos salvos por Jesús, el Cristo, El Salvador de su pueblo! 

III. CUMPLIMIENTO PROFÉTICO
22Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: 23He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. 

1. CRISTO EL CENTRO DE TODAS LAS PROFECÍAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
Historia de vida, circunstancias, entretejido humano, presencia de Cristo, Dios con nosotros....  

2. CRISTO, DIOS CON NOSOTROS.
 Desgracia, enfermedad, caídas, desvelos, insomnios, desfalcos, pérdidas, dolor, sufrimiento, tristeza, depresión, muerte, abandono, desiertos, nostalgias, profundidades, deseo de muerte, intentos de suicidio, infidelidades, traiciones, divorcios, pérdidas de amados, orfandad, viudez, quebrantos financieros...

IV. OBEDIENCIA: el sexo puede esperar

24Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. 25Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.