martes, 3 de junio de 2008

Por que estudiar la Biblia 1

¿Por qué estudiar la Biblia?

Introducción

Hoy tenemos una cultura evangélica que piensa que no necesitamos estudiar la Biblia para ser cristianos. Creo que para muchos es posible llegar al cielo sólo tomando buenas decisiones (de rendirse a Dios) y cantarle alabanzas. Creen que la Biblia es demasiado difícil para entender, aunque nunca lo han intentado. Incluso hay seminarios que creen que la hermenéutica (los métodos para estudiar, entender y aplicar la Biblia) no es necesaria o es demasiado difícil aun para los pastores. No se dan cuenta que están predicando una religión sin la Biblia y como consecuencia sin Cristo.

Por muchos años la distintiva de la iglesia evangélica era su estudio de la Palabra. Uno iba a las librerías evangélicas para conseguir los mejores comentarios, y las mejores teologías y uno iba a las católicas por artículos religiosas. Hoy el cambio se refleja en las librerías.

Cuando combinamos la cultura de educación y la religiosa tenemos aun un problema mayor. Sólo se estudia de una forma pragmática la universidad, es decir, sólo se estudia lo que uno va a hacer. Si uno no lo va a poner en práctica, no se estudia nada. Todo es reducido a su “utilidad”. Cuando esta mentalidad esta aplicada a la religión, la religión se convierte en una religión muy “utilitaria”. No se busca a Dios, sino en los beneficios que uno puede obtener. Sólo se buscan las señales y el poder pero no se busca el conocimiento de Dios. Supongo que las personas que estaban buscando señales en los evangelios se estaban acercando a la religión de una manera similar.

El cristianismo no existe sin la Biblia. No podemos conocer a Jesús sin las Escrituras. Jesús mismo explicaba su vida a sus discípulos por medio de las Escrituras. Si no hubiera usado las Escrituras para explicarse a sus discípulos, no le habrían creído. Si nosotros vamos a conocer a Jesús, tiene que ser por las Escrituras.

Porque es casi la única fuente que tenemos para conocer a Dios. Las palabras en la Biblia son las únicas que nos dan un conocimiento de Dios que no es por inferencia. Las inferencias tienen muchas lagunas y especulaciones. Es verdad que podemos inferir una inteligencia desde la creación, pero no podemos conocer por esta creación lo que Dios estaba pensando al hacerla. Todas las demás religiones especulan sobre Dios, ninguna otra tiene una revelación de quien es Dios. Al rechazar la lectura de las Escrituras estamos reduciendo nuestra capacidad de conocer a Dios.