viernes, 26 de septiembre de 2008

La solución para la pobreza


El otro día en nuestra lectura diaria leímos el Salmo 107. Hay varias cosas que se pueden observar respecto a la suerte del hombre en esta vida que son notorios en este Salmo. Pero en lugar de que yo se los diga, quiero que lo descubran por ustedes mismos con la ayuda de mis preguntas. Asì no van a decir, “Juan piensa así”, sino que “los Salmo enseñan así”.

¿Cuál es la estructura de Salmo?
¿Cuál es la causa de pobreza en Salmo 107?
¿Cuál es la solución al problema de la pobreza?
¿Dónde están los pobres que Dios redime?
¿Cual es el factor decisivo para salir de la pobreza?
¿Qué deben hacer los que han sido rescatados o redimidos de la pobreza?

Salmo 107
Den gracias al SEÑOR, porque El es bueno; porque para siempre es Su misericordia. Díganlo los redimidos del SEÑOR, a quienes ha redimido de la mano del adversario, y los ha reunido de las tierras, del oriente y del occidente, del norte y del sur.

A. Vagaron por el desierto, por lugar desolado, No hallaron camino a ciudad habitada; hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos. Entonces en su angustia clamaron al SEÑOR, Y El los libró de sus aflicciones; y los guió por camino recto, para que fueran a una ciudad habitada. Den gracias al SEÑOR por Su misericordia y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres. Porque El ha saciado al alma sedienta, ha llenado de bienes al alma hambrienta.

B. Moradores de tinieblas y de sombra de muerte, prisioneros en miseria y en cadenas, Porque fueron rebeldes a las palabras de Dios y despreciaron el consejo del Altísimo; humilló sus corazones con trabajos, tropezaron y no hubo quien los socorriera. Entonces en su angustia clamaron al SEÑOR Y El los salvó de sus aflicciones; los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte y rompió sus cadenas. Den gracias al SEÑOR por Su misericordia y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres. Porque El rompió las puertas de bronce e hizo pedazos las barras de hierro.

C. Por causa de sus caminos rebeldes, y por causa de sus iniquidades, los insensatos fueron afligidos. su alma aborreció todo alimento, y se acercaron hasta las puertas de la muerte. Entonces en su angustia clamaron al SEÑOR Y El los salvó de sus aflicciones. El envió Su palabra y los sanó y los libró de la muerte. Que ellos den gracias al SEÑOR por Su misericordia y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres. Ofrezcan también sacrificios de acción de gracias y hablen de Sus obras con cantos de júbilo.

D. Los que descienden al mar en naves y hacen negocio sobre las grandes aguas, han visto las obras del SEÑOR y Sus maravillas en lo profundo. Pues El habló, y levantó un viento tempestuoso que encrespó las olas del mar. Subieron a los cielos, descendieron a las profundidades, sus almas se consumían por el mal. Temblaban y se tambaleaban como ebrios, y toda su pericia desapareció. En su angustia clamaron al SEÑOR y El los sacó de sus aflicciones. Cambió la tempestad en suave brisa y las olas del mar se calmaron. Entonces se alegraron, porque las olas se habían aquietado, y El los guió al puerto anhelado. Que den gracias al SEÑOR por Su misericordia y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres. Exáltenlo también en la congregación del pueblo, alábenlo en la reunión de los ancianos.

El convierte los ríos en desierto y los manantiales en sequedales; La tierra fértil en salinas, Por la maldad de los que moran en ella. Transforma el desierto en estanque de aguas, Y la tierra seca en manantiales; En ella hace morar a los hambrientos, Para que establezcan una ciudad donde vivir, Y siembren campos, planten viñas, Y recojan una cosecha abundante. Los bendice también y se multiplican mucho, Y no disminuye su ganado. Cuando son disminuidos y abatidos Por la opresión, la calamidad y la aflicción, Vierte desprecio sobre los príncipes, Y los hace vagar por un lugar desolado sin camino. Pero al pobre lo levanta de la miseria y lo pone seguro en alto, Y multiplica sus familias como un rebaño. Los rectos lo ven y se alegran, Pero a toda iniquidad se le cierra la boca. ¿Quién es sabio? Que preste atención a estas cosas, Y considere las bondades del SEÑOR.
(Psa 107:1-43 NBLH)


Algunas personas pueden decir que esto sólo es el pensamiento del Antiguo Testamento. Pero Romanos 1:18ss también describe la actitud de Dios hacía el hombre como “IRA”. Una ira que lleva el hombre a una vida miserable y finalmente a la muerte. La única solución propuesta es que buscamos la misericordia de Dios a través de Jesús. Todos los otros caminos va a la destrucción.

Cuando abrazásemos a Jesús, Dios pasa de ser nuestro enemigo a ser nuestro Padre (Juan 1:12-13). Y el gran beneficio en tener un Padre es que Él nos cuida, nos ama y nos asegura nuestro futuro.

¿Cuáles son las implicaciones de este Salmo para la misión?