miércoles, 17 de septiembre de 2008

¿Qué es Modernismo?

Hay varios términos para este modo de interpretar los documentos bíblicos. Uno de estos métodos es el “modernismo”. El modernismo empieza con la cultura actual e interpreta la Biblia con la cultura universitaria contemporánea. Esta manera de interpretar la Biblia destruye la interpretación que la Biblia misma da de sí misma.

Este mismo cambio de paradigma de interpretación ha sido aplicado también en otras disciplinas como es la antropología y la sociología. En estas disciplinas también ha sido rechazado por distorsionar las culturas de otros tiempos o de otros lugares.

La premisa básica del modernismo es que somos la sociedad más avanzada que jamás ha existido. Por lo tanto los documentos bíblicos se produjeron en una etapa más primitiva del hombre. Ellos daban explicaciones sobrenaturales para las cosas que no entendían. Pero nosotros ya entendemos el mundo mejor por los avances en la ciencia. Tenemos que dar una interpretación actualizada de los documentos bíblicos o de otras culturas primitivas para entender el mundo “científicamente”. Esto es una manera muy egocéntrica de ver el mundo, que solo parte de nuestra perspectiva.

¿Cómo puede esto influir en nuestra interpretación?

Primero, los “científicos” no cren que Dios intervenga en el mundo natural. Así que la Biblia es un producto del hombre y no de Dios. Los milagros que presenta la Biblia no son más que fenómenos naturales que el hombre primitivo no podría explicar por falta de “ciencia”.

Segundo, este cambio de enfoque redujo el cristianismo o cualquier religión a un asunto de ética. La Biblia ya no funciona para darnos conocimiento de Dios. Este cambio lo expresó Emanuel Kant. Luego la religión ya no es una ciencia, no es ya digna de estar en las universidades.

Tercero, los proyectos de la iglesia cambiaron de un mensaje de salvación a un “evangelio social”. El enfoque ya no es la salvación del alma, sino un “desarrollo” o “progreso” para que todos puedan tener una mejor vida. La meta cambió del cielo a la tierra.

Cuarto, la misión de Jesús cambió de ser un redentor, a uno que es solidario con la humanidad. La redención cambió de que Jesús muriera en mi lugar (Gálatas 2:21) a ser un ejemplo de cómo debemos vivir en “amor” por otros.

Quinto, como ya no podemos conocer a Dios (doctrina), por lo menos lo podemos sentir (espiritualidad).

Sexto, la Biblia presenta muchas verdades en símbolos. Pero ya hemos hecho que los símbolos se conformen a la visión física del mundo. Ya nos hemos movido a una objetificación de los símbolos, son objetos físicos.

Estos son sólo algunas de los cambios en la “modernización” de la fe cristiana. Pero estos cambios alteran las definiciones de qué es la obra de Cristo, la salvación, la escatología, la vida cristiana, la misión de Jesús. Tenemos que tener mucho cuidado de recuperar el concepto que Jesús mismo tenía de las Escrituras para basar nuestra fe en su cosmovisión y no adoptar la visión de la cultura corriente.