viernes, 5 de septiembre de 2008

Halloween

Ya me di cuenta que es la temporada de las fantasmas – las tiendas están llenas de los disfrases. Generalmente los cristianos están asustados de la adoración del diablo en esta fiesta. Sin embargo debemos tomar la oportunidad de usar la fiesta para testificar de Jesús. Estaba leyendo en la revista: Evangelicals Now de Inglaterra de cómo aprovechar la fiesta para testificar. Tim Thornborough escribió que a él le gusta hacer preguntas a los que vienen pidiendo dulces. Sus preguntas son:

¿Quién es el poder espiritual más fuerte en el mundo hoy?

¿A quién le tiene miedo el diablo?

Dios envió un pequeño bebe al mundo quien creció y llegó a ser un hombre. El fue el ser humano más poderoso que jamás ha caminado sobre la tierra – y su nombre era Jesús de Nazaret. Cada vez que se encontró con un demonio, el demonio salió gritando de su presencia. Cada vez que los demonios intentaron tentarle salieron frustrados. Y en el momento que el demonio pensaba que ya lo tenía – mientras que muriera en la cruz – la trampa se accionó y el Diablo mismo fue derrotado. Entonces pasa una buena noche – ¡pero no se olviden que estas apoyando el perdedor esta noche!


En su plática con sus visitantes les felicita por sus disfrases y les da sus dulces y un folleto que explica el evangelio y espera que salieran un poco más sabio que cuando llegaron a su casa.

Este manera de abrirse al dialogo puede resultar mejor que sólo dar una respuesta negativa en contra de la noche de brujas. Abre tu puerta a la oportunidad que está a la mano.

“Miel atrapa más moscas que vinagre.”