miércoles, 23 de marzo de 2011

¿Cronologìa? de los Evangelios

Uno error en la lectura y comprensión de los Evangelios, es el concepto que Mateo, Marcos, Lucas y Juan escriben en un orden cronológico. Tan pronto que empezamos a leer los Evangelios nos damos cuenta que los relatos no están en el mismo orden (un Evangelio con el otro). Entonces empezamos a cuestionar ¿quién se equivocó?. Por ejemplo, Lucas narra la visita de Jesús a Nazaret (4. 36ss) casi como el primer suceso después de la tentación que tuvo Jesús en el desierto. Mientras Marcos lo narra en cap. 6 que es muy adentro de su libro. Para armonizar estas discrepancias algunos postulan dos visitas a Nazaret lo cual no es una mala idea pero no es necesaria, como se explica a continuación.

Nuestro concepto de una biografía es que debe mostrar el cuándo y el dónde de las cosas que pasan con el sujeto del libro. Y cuando nos fijamos en los detalles de los Evangelios vemos que rara vez se menciona el cuándo pasa algo. Marcos solamente una vez pone un detalle exacto cuando dice “6 días después”.(9.2) (Y este dato une la transfiguración con la declaración de Pedro en 8:29 y la primer advertencia de Jesús que va a morir en 8:31. También tiene relación con Ex. 24: 9-18.)

Pues, si no es en un orden cronológico ¿en qué tipo de orden escribían? Esta pregunta impulsa a mucha investigación. Y para contestar bien necesitamos entender la estructura de cada libro.

Tal vez la estructura más fácil de mostrar es Mateo, a quien le gustan los números. Lo más obvio de su organización son los cinco discursos, que se encuentran en cap. 5-7, 10, 13, 18 y 24-25. Cada uno de los discursos concluyen con una frase como “Cuando Jesús terminó estas palabras...” (7:28 , 11:1, 13:53, 19:1) y el último discurso termina con “Cuando Jesús terminó todas estas palabras” (26:1).

Además cap. 8 y 9 que contienen los 10 milagros y dos pares de ejemplos de discipulado: tres milagros, además de los incidentes con los dos que quieren ser discípulos (8: 18 a 22), tres milagros, otro dos incidentes con discípulos (9:9-13 y 14-17) y cuatro milagros con una conclusión que se mueve al discurso para los discípulos en cap. 10.

En cap. 11 y 12 sigue la misma estructura; cuando empieza a tener muestras de conflicto, Mateo interpreta dos mini-discursos de ternura (11:25 a 30 y 12:15 a 21) y termina cap. 12 con la respuesta de “¿Quién es Mi madre y quienes son Mis hermanos?” que es un contraste con los que le oponen.

Espero que esta información sea suficiente para mostrar por lo menos que Mateo mantiene una organización en los sucesos y que éstos están unidos bajo un criterio diferente al de una cronología.

Un ejemplo en Marcos son los últimos versículos de dos secciones. Cap. 1 termina con una declaración de fama. En contraste, cap. 2 a 3:6 tiene una creciente oposición hasta terminar con una determinación de destruirle.

Regresando a Lucas y la visita a Nazaret de Lucas 4:16-3. Nuestra primera pregunta es ¿por qué Lucas puso este relato primero? ¿Cuál fue su propósito? Jesús mismo contesta la pregunta: Hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído (v.21). Lucas nos regresa a Isaías y nos dice que las profecías están cumplidos en Él. También Lucas termina su libro diciendo lo mismo (24: 25-27 y 44-45). “¡Oh, insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!” y más.

Ahora la pregunta para estudio debe ser ¿cómo está organizado cada Evangelio y porqué? Con esta pregunta se abrirán tesoros que estaban escondidos si uno se aferra al concepto de cronología.

Para picarles la curiosidad, ¿cuál evangelio (o evangelios) muestra(n) que el ministerio de Jesús duró tres años?