viernes, 8 de abril de 2011

La suficiencia de la Escritura

La doctrina de la Revelación o Escritura
La doctrina de la suficiencia de la Escritura

El Joven rico le hacía a Jesús la pregunta, ¿Qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? La pregunta de la suficiencia de la Escritura es similar, ¿Cuáles son la fuentes de información a que tengo que acudir para conocer a Dios, ser salvo y agradarle? Hoy encontramos muchas opciones en el mundo para responder a este pregunta.

Noten bien: No todos lo plantea la pregunta de igual manera. El cristiano plantea la pregunta en relación a Dios. Pero un hombre educado moderno lo diría de forma diferente, “¿Cuál es la solución a los problemas de la sociedad hoy?”. Su cosmovisión excluye la dimensión de Dios. El cree que la solución de los problemas del hombre se resuelve en el aquí y ahora, porque no existe la vida después de la muerte. El cree que el mundo físico es todo lo que hay. No puede conocer a Dios. El sólo tiene que resolver su vida mientras que vive. Sus fuentes para la “salvación” son las cosas que el puede observar y medir. Esto es sólo un ejemplo. Las otras religiones y ideologías plantean otros  problemas y otras soluciones.

La busqueda para la “salvación” es universal y las soluciones propuestas son muchos. Para algunos la salvación puede ser la “inexistencia” para poder salir de ciclo de sufrimiento que experimentamos como humanos. Para otros puede ser una solución medica a los problemas de salud del hombre. Para otro puede ser una solución economico para que todos los humanos pueden tener prosperidad. Miertas otros buscan una ambiente donde la raza humana puede seguir con vida y no desaparecer por causa de las contaminaciones.

Entre los cristianos hay varias respuestas propuestas también:
La busqueda de algunos es que uno debe buscar la iglesia, otros creen que la solución es buscar la experiencia y un tercer grupo limita la solución a las Escrituras.

En otras palabras: sólo Escrituras, Escrituras + iglesia (tradición) y otros Escritura + la experiencia (misticismo). Por lo menos existen estas tres opciones.

¿Dónde esta la solución del problema humana? Esto es la salvación (Juan 17:3).

No estoy diciendo que los cristianos sólo deben estudiar la Biblia, Sino que la solución ultimo de los problemas del hombre se encuentran únicamente en la Biblia. Y que la Biblia debe darnos el marco para interpretar el resto de la vida. Hay mucho más que tenemos que conocer para vivir. Pero nuestra relación con Dios es la más importante para nuestras vidas.

La Biblia sostiene que las Escrituras que contiene son la única fuente para lograr la salvación que tanta busca el hombre.

Definición de la suficiencia de la Escritura:
Las Escrituras contienen todo lo que necesitamos para nuestra salvación. para conocer a Dios y para agradarle. Sólo en las Escrituras hay el conocimiento que no lleva a Dios.


Las palabras de Jesús nos dan vida
Esto es lo que Jesús decía: “El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida. Sin embargo, hay algunos de ustedes que no creen (Juan 6:63-64).

Las Escrituras hablan de Jesús
Juan explica, “Ustedes estudian con diligencia las Escrituras porque piensan que en ellas hallan la vida eterna. ¡Y son ellas que dan testimonio en mi favor. Sin embargo, ustedes no quieren venir a mí para tener esa vida” (Juan 5:39-40).

Las palabras de Jesús sólo se encuentra en las Escrituras.
Las enseñanzas de Jesús sólo se encuentran en la Biblia. Solamente por medio de la Biblia tenemos un acesso a estas palabras. Sólo por medio de la Biblia podemos entender las palabras de Jesús. No hay otro fuente existente de las palabras de Jesús. No hay ninguna seguridad de que Jesús diga algo que no este en las Escrituras.

Mucho ojo: Nosotros somos iguales que judíos en Juan 5. Recibimos a Jesús para que seamos importantes, tengamos auto-estima, tengamos prosperidad. Pero no buscamos ni en las Escrituras, ni en el culto, ni en las profecias, ni en nuestras vidas,  a conocer a Jesús. Si Jesús no es la meta no somos cristianos. Más bien buscamos resolver nuestras vidas aquí y ahora. Buscamos que la salvación empieza aquí y ahora para que no tengamos que sufrir.

La suficiencia de las Escrituras
Nos capacita para escrudriñar las escrituras y no en todos los libros para responder como vivir ante los ojos de Dios.
De este modo podemos llegar a conclusiones con certeza.
Nos capacita para conocer la doctrina cristiana.
Nos libra de la tiranía de los hombres que pretenden ser nuestras guías. Todo tiene que tener su fuente en la Palabra de Dios.
Nos distinguí de los teologos que van a otros fuentes o especulan acerca de la teología.


2 Timoteo 3:15 “Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.” 

Santiago 1:18 “Por su propio voluntad nos hizo nacer mediante la palabra de verdad para que fuéramos como los primeros y mejores frutos de la creación.”

1 Pedro 1:23 "Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imprecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. Porque 'todo mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, pero la palabra de Dios permanece para siempre' Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes."


¿Es una clara enseñanza de la Biblia, la suficiencia de Escrituras?
En los escritos de Moisés viene una clara instrucción de que nadie debe añadir, ni quitar a los mandamientos de Dios (Deuteronomio 4:1).
Los proverbios también da la misma indicación, “No añadas nada a sus palabras, no eea que te reprenda y te exponga como a un mentiroso” (Proverbios 30:5-6)
También el Nuevo Testamento termina con la misma advertencia, “Si alguno le añade algo Dios le añadirá a él las plagas descritas en este libro. Y si alguno quita palabas de este libro de profecia, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritos en este libro” (Apocalipsis 22:18-19).

Uno puede preguntar, ¿Por qué hace estas advertencias en la Escritura? La situación es que son un tratado en Dios y su pueblo. Son acuerdos formales que tiene peso. Son pactos que establecen la relación entre Dios y el hombre. Son tratados que duran toda la eternidad. No son revelaciones que sólo son validos por el momento presente.

Pablo da otra versión de la Biblia en Gálatas donde presenta la Escritura como un pacto. Al pacto no se puede anularlo ni añadirle nada una vez que ha sido ratificado” (Gálatas 3:15). Este caracter legal del pacto hace que no es una revelación por el momento, sino una pacto que nos da una relación con Dios permanente. Esto implica que no se puede añadir nada a las Escrituras hoy.

¿Qué implica la suficiencia de las Escrituras para nosotros hoy?

Para comprender nuestra salvación y conocer a Dios debemos estudiar las Escrituras.
De la suficiencia aprendemos que no debemos creer las novedades que se presenten hoy.
Si el pacto es permanente, las revelaciones que escuchamos no están a nivel de la Escritura.
No podemos definir como pecado algo que no está en la Biblia.
Dios no nos exige algo que no está en la Biblia.

Dios es quien decide revelar o no revelarse. Lo que no es revelado, no nos toca conocer (Deuteronomio 29:29).


Bibliografía:
Louis Berkhof, Introducción a la teología sistemática, TELL
Juan Calvino, Institución, 1559, 1:9.3-9.6,
Wayne Grudem, Teología sistemática, Editorial Vida. p. 131-142.
Wayne Grudem, Doctrina cristiana, Editorial Vida.
Francisco Turretini, The doctrine of Scripture, Baker, (reimpreso de 1688).