martes, 21 de agosto de 2007

¿Cómo renovamos la mente?

La pregunta clave para entender a Pablo en Romanos 12:2 es: ¿Cómo podemos renovar la mente? y la respuesta es, pensar en lo que el escribió en los primeros 11 capítulos. Es lo que Pablo nos dio para renovar nuestra manera de pensar acerca de nosotros y Dios.

Las otras religiones e ideologías mundanas están conforme a este mundo. Nos hacen pensar en el molde de este mundo. Nos hacen pensar en armonía con otros seres humanos, no tomando en cuenta la revelación de Dios. Nos hacen modificar el evangelio de Jesucristo. Nos hacen cambiar nuestra cosmovisión. Estos cambios en cosmovisión alteran toda nuestra vocabulario. Las mismas palabras no quieren decir lo mismo. "Libertad", "esperanza", "salvación", "perdón", "escatología", "salvador", entre muchas otras cambian con la cosmovisión.

Una cosmovisión se organiza alrededor de absolutos. El centro de una cosmovisión siempre es un absoluto del que dependen todas las demas relaciones y valores. Algunas de las otras cosmovisiones ponen el centro en lo humano, lo material, las fuerzas de la naturaleza, la armonía, el amor, la razón, el sentimentalismo, lo natural, la cultura, la sociedad, la vida, la autoridad, el yo, la familia, la lista es infinita. Cada una de estas cosas puede tomar el lugar de ser el absoluto, o tomar el lugar de Dios. Ya estaríamos adorando a la criatura y no al creador.