lunes, 15 de diciembre de 2008

El día que la tierra se detuvo

Esta película fue más bien un sermón materialista que una historia de ciencia ficción. Era interesante como la "naturaleza" se protegía a la "vida" y despreciaba al ser humano.

No me di cuenta antes de ver la película de su naturaleza religiosa, pero sospeche algo así por su título apocalíptico. Pero poco después de la llegada de los esferas, descubren que las esferas realmente son arcas que van a rescatar a los animales del "juicio". El nombre de arcas es tomado de la Biblia que sirve de un modelo para el cuento. Pero el cuento convierte Dios en la naturaleza misma. No es un dios con personalidad, ni requiere nuestra lealtad. Entonces tenemos la historia de Noé otra vez, pero sin Dios y sin pecado.


Ilustración 1: Gort 1951


Ilustración 2: Gort 2008

"Si tu mueres, la tierra vive y si la tierra muere, tu también mueres." Esta frase indica el materialismo al fondo de la película. Lo que es absoluto es la "materia" o la "vida", pero la vida de los humanos no vale nada. Obviamente esta actitud conduce a un acercamiento a la vida como se presenta en "la vida no vale nada, pero sigo siendo el rey". O en términos bíblicos "comamos y bebamos, que mañana moriremos" (1 Corintios 15:32) porque no hay una resurrección al final.

Klaatu en este esquema es el Dios encarnado que viene a salvar el mundo. Pero a diferencia de Jesús, no muestra amor, sino que debemos aceptar la muerte. No demuestra, sino busca para ver si hay alguna esperanza que los humanos cambian. Si no haya evidencia el resultado va a ser el juicio final para los hombres. La salvación tiene que venir desde a dentro del hombre. No hay una revelación para guiar a los humanos.

La película también refleja los ideales de Comte en que la religión ha pasado a ser importante en la vida humana. Los científicos llevan a cabo su función en buscar razones para el juicio de la mala atención que damos a la ecología. Nuestra mayordomía de la naturaleza (creación) parece ser el pecado imperdonable.

Esta historia es mucho más absurdo y difícil de creer que el relato bíblico. En verdad estamos "huyendo de la razón" en lugar de acercarnos a Jesús.