domingo, 13 de enero de 2008

¿Podemos ver a Jesús?

Las señales de Jesús
En los evangelios Jesús constantemente hacía milagros/señales. Estos señales mostraban el poder, la divinidad y la identidad de Jesús. Pero apesar del hecho que Jesús esta haciendo los señales mucha gente no le podian ver. Ellos (los incredulos) siempre le pedian señales.

Creo que esta misma situación esta presente hoy también. Jesús prometió estar con nosotros, sus discipulos (Mateo 28:20). Pero muchas veces no nos damos cuenta que esta haciendo Jesús. No nos damos cuenta que Él esta presente en nuestras vidas: su poder, guianza y disciplina personal.

¿Por qué no podemos ver a Jesús hoy?
Porque idolatria esconde el rostro de Jesús. Nuestra imaginación de como es Jesús no nos permite ver el Jesús real. Pensamos que Jesús se encuentra en nuestra experiencia, pero Jesús se revela a si mismo en las Escrituras. Esto es igual que cuando estaba aquí en la tierra. Los judíos buscaba a su Jesús imaginario que iba a cumplir sus expectativas precibidas. Por ejemplo, Jesús dio de comer a 5,000 mil en Juan 6. Luego le querian hacer rey (Juan 6:15). ¡Qué bofetada! Imaginate un rey panadero. Por supuesto Jesús rechazó la oferta. Un rey "panadero" es un esclavo del pan diario de la gente, no es rey real.

¿De dónde vienen las imagenes falsas de Jesús que seguimos tanto? De nuestros deseos (Felipenes 3:19 NVI "...adoran al dios de sus propios deseos..."), de la musica, de las imagenes, de la politica, de nuestras ambiciones, de nuestras esperanzas (creadas por los comerciales), del exito de nuestros compañeros, de nuestros temores, y muchas otras partes. Nuestros imagines de Jesús vienen de nuestra cultura. ....Pero no buscamos el Cristo de la Biblia.

Andamos igual como los primeros que vieron al Jesús andar en la tierra. Pero Pablo dice si seguimos este Cristo imaginario estamos seguiendo un "evangelio diferente" (Gálatas 1:8-9). El resultado de seguir al Cristo imaginario es "anatema" o estar bajo la maldición.

¿Qué tenemos que hacer?
Volver a encontrar el Cristo de las Escrituras. Ellas son nuestra fuente de conocer al Cristo real. Ellas abrirán nuestros ojos para ver sus acciones y poder hoy. Ellas romperan todas nuestras imagenes falsas (idolos) de Cristo que son inventadas por nuestros deseos. Regresamos a las Escrituras antes que sea demasiando tarde. No conoceremos a Cristo apartir de nuestras necesidades, o nuestros deseos.

.......Entiende que no sirve por mucho que se lee las Escrituras a vez en cuando. La influencia del ambiente es presistente y pecado nos envuelve tan fácilmente. Necesitamos pensar los pensamientos de Dios, más que los del mundo. Coma las Escrituras cada comida. Son nuestro pan. Despierta con ellas y duerma con ellas. La diferencia en tu vida será evidente.