viernes, 4 de junio de 2010

Judas: una guía de lectura

Judas: guía de lectura
Fecha: en la década de los 60 d.C. Otros autores lo ponen después de la caída de Templo (70 d. C.).

Autor: “Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo (Santiago)”. Hay muchos Judas en el Nuevo Testamento. Sin embargo, él único Judas hermano de Jacobo es también hermano de Jesús (Mateo 13:15), hijo de José y María. Los hermanos de Jesús no eran creyentes hasta que Jesús resucita (Hechos 1:14). No menciona Judas nada de su relación con Jesús en la carta.

Destinatarios:  Judas habla de sus destinatarios de forma my limitada como los llamados y hermanos. No les describe más, aun que parece que estaban viviendo en un conflicto doctrinal profundo. Por como escribe la carta podemos inferir que los destinatarios estaban viviendo en circunstancias de mucha confusión en asuntos de doctrina.

El uso de los libros no bíblicos
Judas cita varios libros que no son canonicos, como también lo hace Pablo (Hechos 17:28).
Semejanza con 2 Peter:
Judas tiene una presentación muy similar de material de advertencia que 2 Pedro 2. El bosquejo es casi idéntico. La pregunta aquí es, ¿cuál de los dos libros fue primero en estar escrito?

Exposición de Judas
Saludos (Judas 1-2)
La carta esta dirigido a los llamados (Efesios 4:1), amados (1 Juan 2:7) y guardados(Judas 24-25) para Jesucristo. A los cuales Judas les desea misericordia (chesed) y paz (shalom) y amor.

El propósito de la carta (Judas 3-4)
La carta es una exhortación para que ellos luchan “... ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada...”. Esto indica igual que Pablo (2 Timoteo 1:13-14) que la fe ya ha sido revelado y no es un proceso de revelación continua. La razón de pelear por la fe es que tenemos unos infiltrados en la iglesia (Judas 4). Estos hombres ya están marcados para condenación. Ellos desean convertir la gracia en “libertinaje”, es decir, un un pretexto para pecar.

Tres advertencias (Judas 5-7)
Judas toma ejemplos de la historia para que sus destinatarios pueden saber las consecuencias del pecado. Las consecuencias son destrucción de los que no creyeron (1. los que murieron en el desierto, 2. los ángeles y 3. Sodoma y Gomorra que son un ejemplo del “fuego eterno” (Judas 7).

Una descripción de los falsos maestros (Judas 8-10)
Los falsos maestros están comparada con los que rechazaron creer en Egipto. Ellos 1. contaminan sus cuerpos, 2. rechazan la autoridad y 3. hacen blasfemias.

Los métodos de los falsos maestros 1.  “soñando” guían la gente con la ilusión. 2. Aparentemente estaban usando maldiciones. Llegamos a esta conclusión por la frase del arcángel que era muy cautelosa sólo diciendo, “El Señor te reprende”. También describe su método como 3. arrogancia y 4. adulan a la gente, son el gancho para engañar a los debiles. Todo con el fin de obtener ganancia como el profeta Balaam (Números 22:1-24:25). Los métodos se centran en las personas presentes hoy. Esto contrasta con Pablo que, no quiso saber nada de la gente, sino sólo conocer a Cristo entre ellos.

Más ejemplos  de advertencia (Judas 11-16)
Judas nos advierte con mas ejemplos: Cain, Balaam quien profetizó para tener una ganancia y Coré.  Estos falos maestros se preocupan sólo por si mismos. No cumplen lo que prometen. Sus enseñanzas nos dan muchas esperanzas, pero no producen fruto. Judas da la advertencia a los falsos maestros diciendo, “...de la misma manera” van a ser juzgados.

Judas nos da varias ilustraciones de como son: 1. manchas ocultas (Black holes), 2. Son como una nube que promete agua, pero cuando ya se van dejando la tierra igual de seca. 3. Son como “estrellas errantes” y 4. Olas furiosas del mar que son reservados para oscuridad (Judas 12-13).

Judas cita a Enoc, “El Señor vino con muchos millares de Sus santos, para ejecutar juicio sobre todos los impíos de todas sus obras de impiedad ...” “Estos murmuradores, criticones, que andan tras sus propias pasiones” (Judas 16).
Otros resultados de los malos maestros son: la división (19) no tienen el Espíritu (a pesar de hablar del Espíritu todo el tiempo. 

En contraste los fieles están exhortados a recordar las palabras de Jesús y sus Apóstoles, “En los últimos días habrá burladores que irán tras sus propias pasiones impías” (Hechos 20:29 y 2 Timoteo 3:1-9). Los fieles deben conservarse en el amor,  esperando misericordia,

Una llamada a perseverar y de ayudar a otros (Judas 20-23)
Los fieles tienen una fe santísima y oran en el Espíritu (20). Nosotros debemos ser reedificados por el Espíritu, y los fieles Oren. 

Cuando las personas que andan en estos pecados se arrepientan debemos tener pasión de ellos con temor, aborreciendo incluso la ropa que está contaminada por la carne.         

La bendición (Judas 24-25)
La carta termina con una bendición y una expresión de mucha confianza en el Señor,
“Y a Aquél que es poderoso para guardar a ustedes sin caída y para presentarlos sin mancha en presencia de Su gloria con gran alegría, ¡Al único Dios, nuestro Salvador ante su gloriosa presencia sea la gloria, majestad, dominio y autoridad, antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén (Judas 24-25).