lunes, 24 de diciembre de 2007

La vida profunda interior

Cuando era niño me recuerdo de un pastor que siempre nos animaba a buscar más experiencias con la frase para recibir "todo lo que Dios tiene para tí". Siempre nos implusaba a buscar lo mistico, la experiencia especial que nos llevaría a la mera presencia de Dios. Al principio pense que era natural que uno pensara así, pero con los años me impeze a disilusioname más de su acercamiento.
¿Cuándo alcanzarmos madurez? ¿Cuándo seremos cristianos completos? ¿Tiene Dios más cosas para nosotros? ¿Cuál es la base bíblica para esta busqueda? ¿Dejo Jesús en ejemplo con su trato con sus discipulos que apuntaba en la dirección de "más cosas"? Si no hay un patrón bíblica, ¿hacia dónde nos lleva esta propuesta?