lunes, 4 de febrero de 2008

¿De qué tenemos que arrepentirnos?

Cuando hablamos de arrepentimiento tenemos que hacer la pregunta, ¿De qué tenemos que arrepentirnos? Esta pregunta es clave para entender todo lo que esta involucrado en tener fe en Jesús o de confiar en Jesús.

Vamos a dividir los pecados en dos grupos. El primer grupo no tienen nada que ver con la conducta. Este primer grupo de pecados tiene que ver con nuestra relación con Dios. La relación con Dios es mas importante que la conducta. El segundo grupo de pecados son de nuestro conducta. Aun las personas que pecan están conscientes que hay un problema.

Pero cuando hablamos de pecados de relación encontramos que casi nadie habla del tema. Nadie explica estos pecados. Están escondidos de otros y de nosotros mismos. Pero son muchos mas graves, porque nos separan de Dios.

Para sacar más provecho de este estudio lea Romanos 1:18-31 y observen que la primera parte es la causa (1:18-23) y la segunda parte es la consecuencia (1:24-32).

Causa (Romanos 1:18-23)
Pecados de Relación

Los pecados de relación pocas veces son mencionados o explicados en las predicaciones. Pero son pecados mucho más difíciles de entender. Es fácil hablar de pecados de conducta. La mala conducta es visible a los ojos de todos. Incluso la sociedad entera está de acuerdo con los cristianos que es mala conducta.
  1. Nuestro primer pecado es de "autónomos de Dios" o en otras palabras de vivir bajo nuestra propia dirección, no tomando en cuenta a Dios para nuestra vida. "autónomo quiere decir "ser ley para si mismo".
  2. Nuestro segundo pecado es de "crear nuestro propio dios", es decir, adoramos a otras cosas en lugar de a Dios (Jeremías 2:13 "Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo: Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua." Romanos 1:23 )
  3. Nuestro tercer pecado es de "buscar justificarnos a nosotros mismos" en lugar de buscar a Jesús (Gálatas 5:4 Aquellos de entre ustedes que tratan de ser justificados por la ley, han roto con Cristo; han caído de la gracia).
  4. Nuestro cuarto pecado es de no darle gracias a Dios (Romanos 1:21 "ni le dieron gracias") y olvidarnos por completo de Él.
  5. Nuestro quinto pecado es de no glorificar a Dios (Romanos1:21 "no lo glorificaron como a Dios"
  6. Nuestro sexto pecado es de impedir que otros puedan conocer las verdad de Dios (Romanos 1:18 "que con su maldad obstruyen la verdad").
Consecuencia (Romanos 1:24-32)
Pecados de Conducta
La segunda clase de pecados son los pecados que resultan de haber abandonado a Dios. Pablo describe la segunda clase de pecado así: "Por eso Dios los entregó a los malos deseos de sus corazónes... a pasiones vergonzosas... a la depravación mental" (Romanos 1:24, 26 y 28).

Si tenemos nuestra conducta bien, esto no resuelve nuestra relación con Dios. Si no tenemos ningún problema con nuestra conducta, pero ignoramos a Dios, tenemos graves problemas.

Si nos arrepentimos de todos nuestros problemas de conducta, esto no nos hace aceptables delante de los ojos de Dios. Podemos llegar a ser "perfectos", pero si no tenemos una relación con Dios seguimos siendo pecadores. Si nuestra motivación es "ser perfectos" corremos el riesgo de estar buscando justificarnos en lugar de que Cristo nos justifique. Así sentiremos que tenemos la razón. Esto alimenta a nuestro orgullo mientras que confiar en Cristo nos humilla.